EFEBerlín

La Gemäldegalerie (pinacoteca) de Berlín acoge desde mañana hasta el próximo 24 de enero la muestra "Boticelli 2015-1445", una de las exposiciones más grandes realizadas hasta el momento sobre el arte moderno y contemporáneo inspirado en las obras del pintor italiano.

"Es un evento muy especial, uno de los más grandes del mundo fuera de Italia", recalcó el director general de los Museos Estatales de Berlín, Michael Eissenhauer, al presentar en rueda de prensa la exhibición más amplia que se podrá visitar este año en la Gemäldegalerie.

La muestra es un proyecto de colaboración con el Museo Vitoria y Albert de Londres, que inaugurará la exposición el próximo 5 de marzo.

La exhibición recoge "el arte del pasado como no se había visto antes", explicó el director del departamento artístico del museo londinense, Mark Evans.

Entre las 150 obras expuestas, cuarenta son Boticellis originales, desde "El Nacimiento místico" (1500) a una de las ilustraciones en tinta para la obra "La Divina Comedia" de Dante Alighiere.

Junto a ellas se exponen más de cincuenta trabajos de artistas de todo el mundo y de diferentes épocas, interpretaciones de los cuadros más famosos del florentino, como "El nacimiento de Venus" o "Primavera".

El objetivo, explicó el comisario de la exposición, Ruben Rebmann, es reflejar cómo se trata hoy el fenómeno Boticelli en las obras de los artistas modernos y contemporáneos y ofrecer "un viaje en el tiempo a través de obras modernas".

El espacio que acoge esa vuelta al pasado presenta al público diferentes interpretaciones del "Nacimiento de Venus", como dos retratos de Andy Warhol que datan del año 1984, dos trajes de Dolce & Gabanna para hombre y mujer de 1993 y una reproducción del artista contemporáneo japonés Tomoko Nagao.

El cuadro de Nagao es la versión más contemporánea de Venus, representada sobre una consola de videojuegos, sobre un mar de marcas italianas de pasta y bombones y con la famosa gata "de Hello Kitty" a un lado de la imagen.