EFEBogotá

La revista digital W Magazín fue presentada en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) por su fundador, el periodista colombiano Winston Manrique Sabogal, como una apuesta por la información literaria "global, coral y polifónica".

"Esta propuesta tiene una vocación global para que el lector en español tenga acceso a toda la información del mundo de la literatura y del sector editorial", explicó hoy Manrique a Efe sobre W Magazín, que tiene sede en Madrid.

El periodista, que durante años trabajó en la sección cultural del diario El País de España, apuntó que el proyecto surgió como respuesta a la necesidad de ofrecer nuevas formas de comunicar los reportajes y las entrevistas literarias.

"Todo ello teniendo siempre presente que la espina dorsal del proyecto debía ser la palabra escrita, que en el mundo virtual esta puede ser enriquecida con herramientas que hoy en día están infrautilizadas", agregó Manrique.

Esta nueva propuesta digital ha sido bien recibida en el sector, logrando que autores tan herméticos como el escritor sudafricano y ganador del Nobel de Literatura en 2003, John Maxwell Coetzee, se presten a que uno de los periodistas del portal fuera "su sombra" durante toda una jornada de la Filbo para luego tejer un reportaje multimedia.

El portal ofrece a sus lectores un diseño austero, no saturado por la publicidad, y elegante en el que predominan las fotografías y los textos, que dinamizan una estructura de secciones con propuestas como "Hallazgos", "En español", "Fotorrelato" o "En vivo", entre otras.

"En el portal hay de todo, queremos hacer una revista literaria con piezas periodísticas que den la actualidad con otro enfoque, por ejemplo, cuando Bob Dylan ganó el premio Nobel lo abordamos a través de las voces de poetas hispanohablantes que analizaron su obra", abundó Manrique, quien describe su propuesta como un medio para "lectores, lectores".

Finalmente, el padre de W Magazín precisó que el objetivo del portal y del registro que lo caracterizará no es "romper" los géneros periodísticos o literarios, sino "utilizar bien" un lenguaje que a su parecer "no tiene fronteras mientras se utilice bien y el lector no se aburra".