EFENueva York

El parqué neoyorquino decidió hoy hacer caso omiso de las continuas polémicas que protagoniza el presidente de EE.UU., Donald Trump, y marcó hoy más récords en sus tres principales indicadores.

Para el Dow Jones de Industriales fue su séptimo día consecutivo de máximos históricos en Wall Street al subir 0,02 % y sumar 4,28 puntos, dejando así el listón en 20.624,05 enteros.

Mientras, el selectivo el S&P 500 subió 0,17 % hasta 2.351,16 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq avanzó 0,41 % hasta 5.838,58 puntos, también nuevos récords tras un pequeño tropiezo en la jornada de ayer, en la que ambos cerraron en números rojos.

Wall Street parece así estar ignorando las controversias que surgieron ayer entorno a una inesperada rueda de prensa ofrecida por Trump, en la que arremetió duramente contra los medios de comunicación y en la que se expusieron varios datos falsos ofrecidos por el mandatario.

Según apuntan los analistas, el primer mes de Trump al frente de EE.UU. es uno de los mejores que ha vivido el Dow Jones en su historia, y tiene solo a otros cinco presidentes por delante en este aspecto.

La buena marcha de Wall Street desde que el magnate neoyorquino fuera elegido se debe, según los expertos, al marcado perfil económico de Trump, quien ha prometido implementar medidas para acelerar la economía de EE.UU., como la reducción de impuestos o el desarrollo de infraestructuras.

Apuntan, además, a que también contribuye a este momento histórico del parqué neoyorquino no solo las medidas financieras de Trump, sino también el crecimiento lento pero estable, los bajos tipos de interés y las políticas monetarias predecibles que ha vivido últimamente EE.UU.

Asimismo ayudaron a la buena marcha de hoy la noticia empresarial del día, que vino de mano del gigante de la alimentación Kraft Heinz, cuyas acciones se dispararon hoy 10,74 % después de confirmar que hizo una propuesta para fusionarse con Unilever, aunque el grupo angloholandés la ha rechazado.

Helen Cook