EFEUSAPhoenix (AZ)

Un cartel que parecía ser un acto de racismo y discriminación, es tan sólo una obra de arte que busca generar un diálogo sobre la historia de Estados Unidos y México, que como asegura su creador "duele" porque se revive.

Un cartel en la galería Fine Art Complex 1101 ubicada en Tempe, Arizona, con una leyenda sobre la puerta de cristal donde se lee: "We serve white's only. No Spanish or Mexicans", (Sólo servimos a blancos. No hispanos, ni mexicanos), ha creado polémica e indignación en las redes sociales y entre la comunidad hispana.

No obstante, el creador de esta idea, el artista visual mexicano Daniel Ruanova, dijo a Efe en una entrevista telefónica desde Tijuana (México), que él únicamente reprodujo los carteles que se colocaban en los negocios de Texas en 1954.

"Los (carteles) que existieron casi hasta los años 70, pero son sensaciones que se quedan, es un mensaje no muy alejado de nuestra cotidianidad. Cuando nos invitaron los curadores, buscamos ideas en nuestro armario, hicimos una investigación de los mexicanos en Estados Unidos, y la historia no es como la cuentan", explicó.

Mencionó que cada sector de la gran familia americana ha tenido que luchar por su espacio, apropiarse de su historia, pero la historia mexicoamericana no ha sido contada por el mexicoamericano.

"Esa historia se sigue construyendo. Hace cien años hubo deportaciones masivas de millones de mexicanos que poblaron la frontera donde yo habito, estas historias son nuestra identidad", aseveró.

La realidad es que muchas personas al pasar y leer la leyenda, rápidamente se conectan a actos racistas, pero Ruanova detalló que la controversia no es lo que busca, sino generar un diálogo.

"Lo que sucede es que estoy reviviendo la historia reciente y duele porque no se ha platicado. Sabemos que no es recíproca una conversación donde el que grita más fuerte gana, nosotros gritamos con cierta congruencia, en lugares donde se puede multiplicar", anotó.

El artista mexicano aseguró que "cuando la gente se cuestiona si es arte o no, en ese momento se convierte en arte, quiere decir que ya se está moviendo algo".

"Mi intención no es lucrar, sino revivir la historia y qué bueno que lo están haciendo, que no se queden nuestra ideas elitistas en un sector de elitistas", señaló.

Aseguró que la situación política que se vive en Estados Unidos es por el miedo al diálogo, a cuestionar y analizar, ya que considera que la democracia está marcada por la manipulación.

"Eso te lo dice un mexicano que tiene el privilegio de votar en los dos países. Me dolió en el alma que haya ganado Trump, pero es fruto de una ignorancia colectiva", manifestó.

Ruanova aclaró que la exposición se montó en Tempe una semana antes de las elecciones en Estados Unidos, pero hasta hace poco empezó a generar gran cantidad de comentarios y movilizaciones, por lo que la galería decidió dejarla una semana más.