EFEMéxico

La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, celebró hoy que en las crisis políticas de Brasil y Venezuela se estén buscando soluciones por la "vía institucional" y que en América Latina haya quedado lejos la figura del "golpe de Estado".

"Cuando pensamos en los casos de Brasil o Venezuela, que son casos diferentes, lo importante es estar encontrando las vías institucionales para tener el diálogo político y resolver la situación política por la vía institucional", afirmó en un encuentro con periodistas en el marco de una visita oficial a México.

"No es que no estemos preocupados, que no nos preocupen las situaciones que estamos observando", pero "si hubiéramos tenido muchos de estos hechos en el pasado, como han dicho también algunos, no estaríamos hablando de un proceso de resolución institucional, estaríamos hablando de un golpe de Estado", agregó.

En su opinión, esas dificultades políticas en algunos países se producen en muchos casos por un cambio en la ciudadanía.

La región latinoamericana tiene "una estructura social que es mucho más demandante con respecto a su sistema político" que en el pasado y es "menos tolerante a la corrupción y la desigualdad".

Los ciudadanos son "más exigentes con respecto a la transparencia, a la rendición de cuentas, a la ineficiencia e ineficacia del sistema político", argumentó.

La titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) atribuyó este fenómeno a que "la sociedad y la economía han ido más rápido que las instituciones", así como a la "desaceleración económica" mundial, que afecta de forma "desigual" a América Latina.

Los países de la franja norte de la región, "más ligada a Estados Unidos", están "en mejores condiciones", que las naciones de la parte sur, "más ligada a las materias primas".

En México, donde analizó con sus autoridades la participación mexicana en la Cumbre Iberoamericana de octubre en Cartagena de Indias, Grynspan mostró también su esperanza de que esa comunidad de países llegue a esa cita como "la única macrorregión del mundo sin conflictos armados", con la firma de un tratado de paz en Colombia.

"Esperamos que sea una cumbre austera pero sustantiva, y en el marco de la firma de la paz en Colombia", anotó la exministra y exvicepresidenta costarricense, para la cual la guerrilla de las FARC y el Gobierno colombiano "nunca han estado tan cerca de un acuerdo como ahora".

Ese paso convertiría a Iberoamérica en "la única macrorregión del mundo exenta de conflictos armados, porque Europa tiene en su frontera el tema de Ucrania que todavía no está solucionado", explicó.