EFEMEXParís

El Observatorio (OMCT-FIDH) y el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) pidieron hoy a México una acción "urgente" para prevenir futuras agresiones a defensores de los derechos humanos y periodistas en Chihuahua.

Su llamamiento, con el que se suman al emitido por más de veinte organizaciones de la sociedad civil chihuahuense, constata "la grave situación de riesgo" para activistas y reporteros en esa zona, "una de las entidades federativas con el mayor número de agresiones y con mayor número de periodistas asesinados".

Desde 2009, según sus cálculos, 19 activistas han sido asesinados, cifra a la que se añaden quienes han sufrido "todo tipo de hostigamientos, amenazas, agresiones y desapariciones".

"Resulta especialmente grave la falta de reacción por parte de las autoridades locales y nacionales frente a esta grave situación. Recordamos que es obligación del Estado mexicano en su conjunto y de las entidades federativas proteger a las personas que defienden y promueven los derechos humanos", dijo su comunicado.

Esos organismos denunciaron que la situación ha empeorado y que han aumentado los litigios de casos ante tribunales, que han puesto en mayor riesgo a personas y organizaciones defensoras de los derechos humanos.

"Dado el contexto actual, es fundamental que las autoridades federales y estatales adopten medidas preventivas. (...) La lucha contra la impunidad debe ser una prioridad con la finalidad de prevenir otros ataques", concluyó en la nota el presidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Karim Lahidji.