EFEMiami (EE.UU.)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que llegó hoy a Florida, quiere llevar "su mensaje directamente al pueblo estadounidense" durante el mitin que ofrecerá este sábado en el aeropuerto de Orlando, en el centro del estado, según señaló una de sus portavoces.

Sarah Sanders, portavoz adjunta de la Casa Blanca, habló a los periodistas a bordo del avión presidencial Air Force One en una viaje desde Carolina del Sur hasta West Palm Beach, donde Trump pasará el fin de semana.

El avión aterrizó sobre las 15.30 horas (20.30 GMT) y Trump fue recibido por un pequeño grupo de simpatizantes, a quienes saludó poco antes de partir junto a una caravana de automóviles hacia su residencia y club social en Mar-A-Lago.

Si bien el trayecto hacia el lugar de descanso del presidente ocurrió con aparentemente normalidad, un portavoz del Servicio Secreto de Estados Unidos confirmó a los medios que se hallan investigando "un objeto parece haber sido lanzado a la caravana esta tarde".

Trump llegó procedente de Charleston (Carolina del Sur), en donde asistió al acto de presentación del 787-10, una nueva aeronave comercial con capacidad para más de 300 pasajeros que Boeing espera estrenar el año que viene.

Florida fue un estado "instrumental en su histórica victoria electoral en noviembre", señaló la portavoz adjunta al informar del mitin que tendrá lugar el sábado en el Aeropuerto Internacional de Orlando-Melbourne, en donde Trump ya realizó un acto de campaña el pasado septiembre.

"El presidente Trump, al igual que lo hizo con tanta eficacia durante toda la campaña, continuará llevando su mensaje directamente al pueblo estadounidense", señaló.

De acuerdo a Sanders, Trump quiere transmitir "sus preocupaciones y ser capaz de expresar adecuadamente lo que está haciendo, lo que su Administración ha hecho durante el último mes y lo que planea hacer en las próximas semanas".

Agregó que el presidente está "satisfecho" con la aprobación por parte del Senado hoy de Scott Pruitt para estar al frente de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, en inglés).

"En esta administración, la EPA ya no gastará innecesario dinero de los contribuyentes en una agenda anti-energía fuera de control", declaró Sanders.

"Las empresas de todo el país están respondiendo a los planes de crecimiento del presidente", destacó Sanders, quien manifestó que la visita a Charleston fue el corolario "perfecto" de una semana de "tremendo progreso en la agenda económica" del mandatario.

Trump ha hecho costumbre desde el pasado 9 de noviembre las visitas a su mansión de Palm Beach, la más reciente el pasado fin de semana, acompañado por la primera dama, Melania, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y su esposa.

La de este fin de semana, que se extiende hasta el lunes por ser festivo en Estados Unidos al celebrarse el Día del Presidente, es la tercera consecutiva que realiza.

Las frecuentes visitas que el magnate neoyorquino hace a la oficialmente denominada "Casa Blanca de invierno" han tenido hasta la fecha un coste extra para la Policía del condado de Palm Beach de cerca de 1,5 millones de dólares, según medios locales.

La Administración Federal de Aviación (FAA) emitió el lunes medidas de restricciones de vuelo para el área de Palm Beach desde la noche del viernes hasta la noche del lunes.