El material genético de la familia de los pulpos, criaturas sin esqueleto, con cerebro grande y complejo, tres corazones y tentáculos dotados de neuronas y de la capacidad de regenerarse, muestra que son muy diferentes a los demás integrantes del reino animal…