EFELa Paz

El Gobierno argentino brindará asistencia técnica a Bolivia para combatir una plaga de langostas voladoras que ha dañado más de mil hectáreas de cultivos agrícolas en el departamento de Santa Cruz (este) y que amenaza con extenderse a otras regiones, informó hoy una fuente diplomática.

El anuncio fue realizado durante una rueda de prensa ofrecida por el embajador de Argentina en La Paz, Normando Álvarez, y los secretarios de esa legación para Asuntos de Cooperación Internacional, Gonzalo Fernández, y de Asuntos Económicos y Comerciales, Pablo Ciotti.

Fernández explicó que el lunes hubo una reunión en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de Argentina en la que se abordó la solicitud de cooperación planteada por Bolivia y se acordó que la ayuda será canalizada a través del Fondo Argentino de Cooperación Sur-Sur y Triangular (FO.AR).

"La reunión fue muy positiva. Se ha conversado con la Cancillería argentina justamente para enmarcar esta asistencia técnica que Argentina va a prestar a Bolivia en el tema de plaga de langostas en el marco de un proyecto de cooperación FO.AR", indicó.

El fondo financiará la llegada al país andino de técnicos argentinos, pero además, como los proyectos de ese tipo duran dos años, se buscará desarrollar un trabajo a largo plazo para capacitar a técnicos del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y a agricultores bolivianos, agregó.

El ministro boliviano de Desarrollo Rural, César Cocarico, anunció por su parte que este miércoles llegará a Bolivia el presidente del Senasa, Marcelo Miguez, junto a un equipo de técnicos para abordar el asunto de la plaga de langostas.

El viernes, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que su Gobierno evaluaba la posibilidad de pedir a su homólogo argentino, Mauricio Macri, el envío de expertos que enseñen a combatir este tipo de plaga, ya que, según dijo, en el país vecino la langosta voladora tiene presencia desde 1920.

Morales hizo esas declaraciones tras hacer un sobrevuelo por las zonas afectadas por la plaga, detectada por primera vez el pasado 27 de enero en la comunidad Yatirenda, del municipio cruceño de Cabezas.

Las autoridades bolivianas han advertido de que la plaga no puede ser exterminada, por lo que se deberá establecer una estrategia para intervenir de inmediato cuando sea necesario.

Bolivia empezó a ejecutar un primer plan para contener la plaga, consistente en fumigaciones aéreas en una superficie total de 33.000 hectáreas divididas en tres anillos.

El Ejecutivo boliviano dispuso la transferencia de 771.000 dólares al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras para hacer frente a la plaga de langostas.

La embajada argentina en La Paz recordó que ese país ya coopera a Bolivia en esta área, pues tiene en ejecución un proyecto FO.AR para el control de plagas en el cultivo de cítricos en el municipio de Bermejo, en la región sureña de Tarija.

El embajador Álvarez destacó que la cooperación es una muestra de las buenas relaciones entre ambos países y de que Argentina considera a Bolivia "un país hermano".