EFEMontevideo

Familiares de los desaparecidos durante la dictadura uruguaya (1973-1985) convocaron hoy a una marcha este sábado para denunciar la impunidad en estos casos.

"Necesitamos más verdad, más justicia, más condenas y más transformaciones", dijo a la prensa Graciela Montes de Oca, miembro de la organización Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, al referirse a la "Marcha del Silencio" se llevará a cabo con el lema "Impunidad. Responsabilidad del Estado. Ayer y Hoy".

La hija de un detenido desaparecido también destacó que aunque hay más de "30 militares presos por crímenes" aún "hay frenos" que "obstaculizan los avances".

"La impunidad indicada con la Ley de caducidad, no solo impidió juzgar y condenar a los culpables de todos estos crímenes, sino que resignó la imperiosa necesidad de reformar las instituciones que ejecutaron el accionar del Terrorismo de Estado", añadió la uruguaya.

La llamada ley de Caducidad, vigente desde 1986, amnistió a los responsables por las violaciones de derechos humanos cometidas hasta marzo de 1985, año en el que se restableció la democracia en el país tras el periodo dictatorial, que comenzó en 1973.

Otro de los familiares, Óscar Urtasur, destacó que otro de los "frenos" está formado por la "burocracia" del país.

"Para mover un expediente son seis meses, para tramitar un pedido de apoyo a determinada área son cuatro meses... y así pasan los años", señaló el hermano de un detenido desaparecido.

Otra "falta" que Urtasur resaltó fue que se "nombra a la dictadura como un elemento militar" y que "todavía" no se ha podido "encarar con las demás fuerzas del Estado uruguayo" que apoyaron o se beneficiaron de este periodo.

En el discurso, se remarcó que esta marcha, que en Montevideo saldrá desde el centro de la capital a las 19.00 hora local (16.00 GMT), es una "llamada de atención sobre lo que está pendiente".

Cifras oficiales sitúan en 37 los uruguayos detenidos desaparecidos entre 1973 y 1985, mientras que organizaciones de defensa de los derechos humanos estiman que son más de 200.

En la jornada también se resaltó la figura de las "madres" de desaparecidos que se desplegaron para buscar a sus hijos y se indicó que fueron ellas las que "sembraron, generación tras generación" esta inquietud por justicia en los jóvenes del país.

La Marcha del Silencio "es darle a nuestros hijos lo poco que tenemos. Es como darle un abrazo a los hijos, no a uno no a tuyo ni al mío, sino a todos los desaparecidos", declaró a Efe una familiar de la organización que prefirió ser acuñada como "la madre de Rafael Lesa", uno de los tantos desaparecidos.

Según la uruguaya, esta "lucha" no es solo por los que desaparecieron, sino también para las futuras generaciones.

"Es para los jóvenes, para que no se vuelva a repetir", argumentó la madre.

La fecha elegida, emblemática en el país, se debe a que el 20 de mayo de 1976 fueron asesinados en Buenos Aires, donde se habían exiliado, los legisladores uruguayos Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, junto con los militantes Rosario Barredo y William Whitelaw, en casos nunca aclarados.