Publicidad
  • Felipe VI pide rigor y veracidad en el periodismo ante las nuevas tecnologías
  • Madrid, 27 mar (EFE).- El Rey ha advertido hoy de que el periodismo, "para ser tal", necesita regirse por "la veracidad, el rigor, el contraste de la información, la profesionalidad, la imparcialidad y la responsabilidad", valores que no "deben verse comprometidos nunca por la aceleración o la tecnificación".

    Felipe VI ha presidido la ceremonia de entrega de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España y el Premio Don Quijote, galardones que en esta edición distinguen a Arturo Pérez-Reverte, Carmen Posadas y profesionales de México, Cuba, Brasil, Colombia, Bolivia y España.

    Convocados anualmente por la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), con el patrocinio del grupo internacional de construcción y concesiones OHL, los XXXIV Premios Rey de España han sido entregados en la Casa de América junto al XIII Premio Don Quijote, patrocinado por la empresa pública Tragsa.

    Don Felipe ha destacado en su discurso que estos premios muestran la "creciente dedicación" del periodismo en español y portugués a "nuevas temáticas", como el medio ambiente, la innovación tecnológica, la economía circular, la nutrición y salud preventiva, las nuevas corrientes migratorias o la ciberseguridad, todas ellas "de interés creciente o incluso fuente de preocupación".

    Ante las "nuevas formas de comunicación" que ha facilitado internet, don Felipe ha alertado asimismo de que estos "nuevos canales o herramientas" han generado un "espacio comunicacional" propio, que exige al periodista una "mayor sofisticación y un mejor criterio para seleccionar, filtrar y, efectivamente, estar mejor informados".

    El Monarca ha valorado además que estos galardones se hayan convertido ya en los primeros en abarcar "la totalidad de los Estados de lenguas española y portuguesa del mundo", lo que permite reconocer una "gran área lingüística" compuesta por una treintena de países y 750 millones de personas con identidades culturales diferentes, pero con una "alta comprensión recíproca".

    Tras alabar la "gran labor" de la Agencia EFE y el ejemplo de sus profesionales como "servicio público" más allá de fronteras, ha felicitado a todos los premiados -también en catalán, en atención a uno de los galardonados- y ha elogiado a Pérez-Reverte por contribuir al "buen empleo del idioma, que es una exigencia universal para la cultura, la ciencia y los medios de comunicación".

    La presidenta del Congreso, Ana Pastor; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, han participado junto al secretario de Estado de Cooperación Internacional, Fernando García Casas, y el presidente de la Agencia EFE, José Antonio Vera, en esta ceremonia, a la que han asistido representantes de la cultura, la política, los negocios y el cuerpo diplomático.

    En su intervención, Dastis ha asegurado que en un contexto como el actual, en el que en ocasiones es difícil distinguir la información veraz de las noticias falsas, es preciso un periodismo que vele por "el sagrado respeto por los hechos".

    El jefe de la diplomacia ha subrayado que el periodismo de calidad vive "tiempos complejos", debido al que el cambio tecnológico ha dado lugar "a la proliferación de herramientas que permiten informar al publico en general con inusitada rapidez".

    Por ello, ha remarcado la responsabilidad que tienen los periodistas de "desarrollar una labor que cuide el sagrado respeto por los hechos" en un tiempo en que "la abundancia de datos en la red ha modelado un lector crítico, pero en ocasiones atribulado por la dificultad distinguir la información veraz y correcta de las falsas noticias y la manipulación".

    Por su parte, Vera ha advertido contra la expansión en los medios de la conocida como "posverdad", un subterfugio "para negar hechos evidentes" o para abrir espacio a "noticias interesadas o adulteradas" que pretenden incluso interferir en procesos electorales y que no son más que "manipulación y propaganda, desprecio por los hechos y por la información veraz y contrastada".

    La "posverdad" es en realidad "culto a la no verdad, el amarillismo y la contrainformación con ánimo de influir en la vida pública y en los ciudadanos", ha subrayado, antes de advertir: "No podemos ni debemos caer los periodistas en la degradante expansión de la inexactitud, la rumorología o el infundio" simplemente para "lograr más audiencia y así más ingresos y más publicidad".

    Frente a esta "patología de las noticias falsas", EFE tiene grabado en su código genético "el mejor antídoto", que es "el hábito inexcusable de comprobar la veracidad de los hechos y contrastar" las informaciones, ha recordado Vera, quien, ante la dificultad de alcanzar en periodismo una "objetividad total y pura", ha animado a practicar la "subjetividad honrada" en búsqueda de la verdad.

    En esta ceremonia, el Rey ha hecho entrega al académico Arturo Pérez-Reverte del Premio Don Quijote por su artículo "Los godos del emperador Valente", en el que traza similitudes entre el hundimiento del Imperio Romano y la actual civilización europea.

    La escritora hispano-uruguaya Carmen Posadas ha recibido por su parte el Premio Iberoamericano de Periodismo, que patrocina Llorente & Cuenca, como autora del artículo "Soñar en español", en el que defiende el valor de este idioma en un momento en que crece el número de hispanohablantes en el mundo.

    En la categoría de Televisión, el jurado ha reconocido al mexicano Carlos Loret de Mola por un programa sobre el éxodo de refugiados sirios emitido en Televisa y en la modalidad de Radio a Jordi Basté, director del programa en catalán El Mon a RAC1, por el espacio dedicado a informar sobre los atentados de París de 2015.

    En la modalidad de Prensa, el brasileño Vinicius Jorge Carneiro Sassine ha resultado premiado por un reportaje del diario O Globo sobre la negativa de la Fuerza Aérea de su país a transportar órganos destinados a trasplantes, mientras que el jurado ha concedido además una mención honorífica al boliviano Genciano Pedriel Jare por su trabajo sobre una clínica rural en el altiplano.

    El español Gregorio Rodríguez Ramos ha recogido el galardón de Periodismo Digital en representación del equipo de especiales del diario El País por "40 años del 20 N" y el cubano Yander Alberto Zamora de los Reyes ha recibido el de Fotografía por la instantánea de Reuters "Llegada del Air Force One", que capta el histórico aterrizaje del avión presidencial de Barack Obama en La Habana.

    En cuanto al Premio Especial Iberoamericano de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible, que patrocina la Fundación Aquae, ha recaído en la colombiana Patricia Gómez y su equipo como autores del reportaje "Plomo: veneno invisible", emitido por RCN Televisión.

    El acto de entrega se ha cerrado con la actuación del coro de la Fundación Excelentia, que ha interpretado la pieza central de la película "1492: La conquista del paraíso", compuesta por el griego Vangelis, y el chotis de la zarzuela de Federico Moreno Torroba "La chulapona".

    El Premio Don Quijote está dotado con 9.000 euros y el resto de galardones con 6.000 euros cada uno, además de una escultura de bronce de Joaquín Vaquero Turcios.

  • El periodismo se reivindica en los Premios Rey de España a ritmo de Vangelis
  • Madrid, 27 mar (EFE).- La épica composición de Vangelis para "1492. La conquista del paraíso" cerró hoy la entrega de los XXXIV Premios Internacionales Rey de España, que reivindicaron el rigor del periodismo iberoamericano frente a los excesos de la comunicación cuando se trata de redes sociales.

    Los solemnes compases de la banda sonora del compositor griego pusieron la guinda cinematográfica a la entrega de unos premios que el rey Felipe calificó de "hito en el periodismo iberoamericano", una profesión "crucial" en un momento en el que se multiplican las vías y modos de comunicación.

    Acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamerica, Fernando García Casas, el rey entregó unos premios que hablaron español, portugués y catalán.

    Desde el drama de los refugiados de Siria a las víctimas de los atentados de París de 2015 pasando por la salud reproductiva de las mujeres bolivianas, la reanudación de las relaciones de Estados Unidos y Cuba, los trasplantes de órganos o la contaminación medioambiental salieron a relucir en los trabajos de los premiados.

    Y en las intervenciones del rey, de Dastis y del presidente de la Agencia EFE, José Antonio Vera, que destacaron la importancia de la labor periodística en la entrega de los Premios Rey de España y el Don Quijote, que reconoció en esta edición la calidad lingüística de un articulo del escritor español Arturo Pérez-Reverte.

    Un análisis de la caída de los imperios con el que el escritor quiso defender que, "conociendo el pasado, podemos prever el futuro".

    Mientras que la poesía llegaba de manos de la escritora uruguayo-española Carmen Posadas, que defendió la lengua castellana en un artículo -que recibió el Premio Iberoamericano de Periodismo- titulado "Soñar en español".

    Posadas y Pérez-Reverte se sentaron juntos en un acto con protagonismo del mundo del periodismo y la comunicación, con la presencia de periodistas como José Oneto, Carlos González Reigosa, Gloria Lomana, Marta Reyero, Marta Fernández, Antonio Casado, Marta Robles, Mariló Montero, Pedro Zuazua, Álvaro Zanzajo o Elio Schöler.

    Además de Miguel Ángel Rodríguez o Antonio Pérez Henares, dos de los invitados que más departieron con el rey una vez que finalizó el acto más formal y se pasó a un cóctel que muchos aprovecharon para acercarse al monarca.

    Como el astronauta Pedro Duque; el presidente de la Fundación Carolina, Jesús Andreu, o la mayoría de los premiados.

    También los representantes de las empresas patrocinadoras de los premios: Elvira Rodríguez, presidenta de la Fundación Tragsa; Juan Miguel Villar Mir, presidente del grupo OHL; José Antonio Llorente, presidente de la consultora Llorente y Cuenca, y Ángel Simón Grimaldos, presidente de la Fundación Aquae.

    El presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España, Modesto Lomba; la presidenta de la Academia del Cine, Yvonne Blake; el director de ARCO, Carlos Urroz; el director de la Casa del Lector, César Antonio Molina; el director del CNDM, Antonio del Moral; la escritora Almudena de Arteaga; el escultor Víctor Ochoa o el actor Jesús Olmedo fueron algunos de los representantes del mundo de la cultura.

    En un acto celebrado en la sede de Casa de América, que este año cumple 25 años, como recordó el rey, y que contó con la presencia de su director, Santiago Miralles.

    Así como con la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la presidenta de la SEPI, Pilar Platero; la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa; la defensora del Pueblo, Soledad Becerril; el padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz; Adolfo Suárez Illana; los embajadores de México, Brasil y Colombia; representantes del Banco Popular o Mercadona.

    Invitados que llenaban a rebosar el salón de actos de Casa de América, donde el coro de la Fundación Excelentia puso la nota musical con su interpretación de la música de Vangelis y de un chotis de la zarzuela "La chulapona", de Federico Moreno Torroba.

Publicidad