EFEGuarda (Portugal)

Gonçalo Enes Bandarra, el profeta más ilustre de Portugal, perseguido por la Inquisición en el siglo XVI y fuente de inspiración para Fernando Pessoa, tendrá en su pueblo natal, Trancoso, un centro cultural dedicado a su memoria.

Se trata de la "Casa do Bandarra", que será inaugurada mañana, domingo, por el Ayuntamiento de la localidad lusa, situada junto a la frontera de Salamanca.

Las denominadas "Trovas de Bandarra", -editadas en numerosas ocasiones en Portugal, España o Francia-, fueron su legado más singular, donde se proclamaría como el profeta del "Quinto Imperio" en el que se deberían de unir cristianos y judíos bajo el "Imperio Universal".

Sus profecías mesiánicas le abocaron a ser perseguido por la Inquisición que, incluso, le llegó a tachar de judío, ya que sus escritos tenían mucha repercusión entre los nuevos cristianos.

Zapatero de profesión, Bandarra murió en la más absoluta pobreza en Trancoso, que ahora, después de cinco siglos, recupera su memoria.

Este domingo, el alcalde de la localidad, Amilcar Salvador, será el encargado de inaugurar la "Casa do Bandarra", un espacio cultural lúdico y educativo que pretende además ser una referencia como destino turístico.

En este edificio se podrán escuchar, en portugués y en inglés, las "Trovas de Bandarra", cuya profecía esencial era la restauración del rey Sebastián.

El "Sebastianismo" fue un movimiento que recorrió Portugal en la segunda mitad del siglo XVI como consecuencia de la muerte del rey Sebastián en la Batalla de Alcazarquivir, en 1578.

Por falta de herederos, el trono portugués terminaría en manos del rey español Felipe II, de los Habsburgo.

Bruno Veiga, responsable del edificio que acoge la "Casa do Bandarra", explicó a Efe que eligieron este inmueble del casco histórico de Trancoso -ciudad amurallada- porque "casi seguro que vivió en esta misma casa".

"Por toda la Casa do Bandarra se pueden leer citas que escribieron de él personalidades de la literatura portuguesa, como el jesuita António Vieira o el poeta Fernando Pessoa", asegura Veiga.

La entrada a la "Casa do Bandarra", que ha contado con una inversión de 138.000 euros, está presidida por una foto de dos metros de altura del propio Gonçalo Enes.

Para completar el recorrido por la vida del profeta luso, el nuevo centro cultural ofrecerá al visitante la posibilidad de ver un documental de diez minutos de duración sobre su vida, titulado "Sueño primero".

Antes de su apertura oficial, hoy se inaugura en el Centro Cultural de Trancoso una exposición sobre Bandarra, que estará abierta al público hasta el 11 de abril.

Se trata de la muestra que se confeccionó en 1996 gracias al trabajo del portugués João Duarte Fonseca, para conmemorar el quinto centenario del nacimiento de Bandarra.

En la exposición se podrán contemplar artículos de periódicos o documentos manuscritos, entre otros objetos.

Tal es la relevancia que a lo largo de los siglo ha jugado la memoria de este profeta en Portugal que, incluso, hay una radio local que se llama Radio Bandarra.

"La gran duda que aún queda por resolver es si, verdaderamente, Bandarra fue o no judío", concluye Bruno Veiga.

Por Carlos García