EFEMálaga

El suizo Michel Comte odia el maquillaje profesional y los retoques informáticos y sabe que sus retratos son mejores cuanto mayor es la química con sus protagonistas, como se puede comprobar en la exposición que se inaugura mañana en el centro de cultura contemporánea La Térmica de Málaga.

Tina Turner, Jeremy Irons, Carla Bruni, Sofía Loren, Geraldine Chaplin, Mike Tyson, Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Sharon Stone, Yves Saint Laurent, Isabella Rossellini, Mickey Rourke, Ray Charles, Uma Thurman, Whitney Houston, Demi Moore o Sting son algunos de los personajes que han posado ante los objetivos de Comte en las cuarenta obras que se muestran en esta exposición inédita en España.

"Michel Comte siempre fotografía mejor a la gente con la que mejor se lleva", ha resaltado hoy Suzanne Speich, directora del archivo del artista suizo, considerado uno de los principales fotógrafos de moda y publicidad del mundo.

Actualmente afincado en Los Ángeles (EE.UU.), Comte trabaja en la preparación de su segunda película, después de que su debut en la dirección cinematográfica, "La chica de Nagasaki", recibiera buenas críticas en el Festival de Sundance.

Aunque está ahora más centrado en el cine, no se ha apartado del mundo de la fotografía de moda y sigue trabajando especialmente para la revista Vogue en Italia y Japón, ha señalado Suzanne Speich.

Como muestra de la aversión de Comte hacia los retoques informáticos, la directora de su archivo ha desvelado que, en una exposición en Moscú de retratos de ocho mujeres famosas, el fotógrafo decidió suspender el proyecto al descubrir que sus imágenes habían sido retocadas.

De formación autodidacta, Comte (Zúrich, 1954) fue descubierto durante un viaje a París por el diseñador Karl Lagerfeld, y desde 1979 ha retratado a personalidades de la moda de renombre mundial y ha fotografiado campañas de marcas como Ungaro, Dolce & Gabbana o Nespresso.

Además de estas fotografías de moda, el suizo ha publicado durante sus continuos viajes por el mundo reportajes sobre la situación de Afganistán, Haití, el Tíbet, Sudán del Sur o Bosnia, y ha colaborado de forma desinteresada con organizaciones humanitarias.

Una de las personas que mejor conoce al fotógrafo es la actriz Geraldine Chaplin, quien lo describió como "un caballero andante de la fotografía: un vagabundo, un aventurero, un nómada con la cámara".