EFERoma

El consejero delegado del grupo italiano Atlantia, Giovanni Castellucci, confirmó hoy el interés por el español Abertis, pero especificó que se trataría de una operación "amistosa" y con la participación del primer accionista, La Caixa.

"Nuestra estrategia es el crecimiento y la optimización del coste de capital. Consideramos que dentro de esta estrategia pueda existir una opción como la leída con Abertis, que podría acelerar la diversificación internacional", explicó Castellucci durante la asamblea de accionistas, según dijeron a Efe portavoces de Atlantia.

Castellucci matizó que una operación con Abertis "interesa, pero sólo en el momento en el que quede claro que tiene que ser totalmente amistosa".

"Operaciones que puedan poner en riesgo el dividendo no nos interesan. Solo las que puedan crear un mayor valor", agregó Castellucci, quien reiteró que "una operación no amistosa que no considere la implicación del primer accionista de Abertis, La Caixa, no nos interesa".

"Queremos ser una solución y no un problema", agregó.

Explicó que entre Abertis y Atlantia "hay confianza y aprecio", y lamentó que la filtración de la noticia del interés por la empresa española "haya acelerado el proceso", lo que hará que "se rompa la incertidumbre lo antes posible".

Aseguró que ante los "hipotéticos precios de transacciones fantasiosas" que han barajado algunos analistas, se siente "molesto".

El pasado 18 de abril, tras algunos rumores, Atlantia, la antigua Autostrade y controlada por la familia Benetton, confirmó su interés por explorar "proyectos comunes" con Abertis.

En 2007 ya se intentó una posible fusión entre Abertis y Atlantia que, finalmente, no se llevó a cabo por los obstáculos de las autoridades italianas a la operación, que hubiera dado lugar al líder mundial de empresas concesionarias con una capitalización de 25.000 millones de euros.

Abertis salió del capital de Atlantia en enero de 2011 cuando vendió el 6,68 % de las acciones que le quedaban en el grupo italiano.

La empresa española volvió a Italia el año pasado con la compra de dos sociedades que controlan el 51,4 % del grupo industrial A4 Holding, cuyos principales activos son las autopistas A4 y A31, alcanzando el 59,93 % en febrero.