EFEMadrid

El consumo de cerveza en España avanzó el 3 % en 2014 respecto al año anterior, una subida que fue mayor en el sector hostelero (3,6%), con lo que es la primera vez que se incrementa desde que se inició la crisis, según el Informe Socioeconómico de la Cerveza de 2014.

Realizado por Cerveceros de España, el estudio se ha presentado hoy en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente en un acto en el que el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha destacado "la importancia del sector cervecero y su impacto en la economía española", ya que aporta al Estado 3.400 millones de euros a través de impuestos.

Las ventas en volumen de cerveza en España aumentaron de forma significativa en 2014, un 2,3 % más, hasta los 32,3 millones de hectolitros; mientras que la producción fue de más de 33,6 millones de hectolitros, un 2,8 % más que en 2013.

A juicio del director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, "estos buenos datos obedecen a un mejor clima de confianza del consumidor y al récord de turistas de 2014, con 65 millones, procedentes en muchos casos de países consumidores de cerveza como Reino Unido o Alemania"; de hecho, el 25 % del consumo lo realizan los turistas.

Otra de las razones de este mejor comportamiento, según Olalla, "es la estabilidad fiscal durante unos años en los que el Gobierno ha apoyado la hostelería con un IVA reducido y sin incrementar el impuesto de estas bebidas".

Estos datos sitúan a España como cuarto productor dentro de la Unión Europea por detrás de Alemania, Reino Unido y Polonia, y décimo a nivel mundial; fuera de España, las ventas de cerveza sumaron 1,7 millones de hectolitros, +28 % respecto a 2013 y tres veces más que hace cinco años.

Cabanas ha señalado que el "90 % del consumo de cerveza es de elaboración nacional, lo que nos debe satisfacer a todos", siendo el gasto per cápita de cerveza de 21,11 euros por persona y año, y el consumo, de 18,8 litros.

"El 98 % de la producción de lúpulo, unas 900 toneladas, se destina a la cerveza", ha precisado, tras subrayar que otras materias primas como la malta y la cebada también son importantes en esta producción.

Por su parte, Olalla ha resaltado que "la hostelería es el aliado natural del sector cervecero y, en 2014, después de años difíciles, están mejorando las cifras".

"Desde 2006 la caída de ventas en este canal habían descendido un 20 % hasta 2014, retroceso que ha sido reducido al 12,7 % con la subida del consumo en bares y restaurantes", ha señalado.

Según datos de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), el año pasado la facturación de bares y restaurantes creció un 3,3 %, subida a la que contribuyó la cerveza.

El 25 % de la facturación de los bares y restaurantes depende de la cerveza, y llega a significar el 40 % en el caso de locales con menos de diez empleados.

La mejora rompe con la tendencia a la baja e indica una recuperación del consumo en hostelería frente al realizado en el hogar, siendo del 64 % y 36 %, respectivamente.

Por comunidades, Andalucía y sur de Extremadura son líderes en consumo de cerveza, "precisamente por la buena climatología", ha declarado Olalla.

La cerveza representa el 1,4 % del PIB y genera 257.000 puestos de trabajo, de los cuales el 87,3 % corresponden al sector hostelero y 20.900 a los abastecedores, principalmente la agricultura.

Cabanas ha avanzado que el Ejecutivo ultima una Norma de Calidad de la Cerveza que tiene como fin la mejora de la competitividad y la calidad en el sector y que estará listo en los próximos meses.