La prima de riesgo española ha cerrado hoy en 109 puntos básicos, diez menos que en la víspera, tras anotarse su mejor sesión desde finales de junio pasado gracias a que el bono nacional a diez años ha caído desde el 1,474 al 1,414 %.

La rentabilidad del bono alemán del mismo plazo, sin embargo, ha subido hasta el 0,328 %, frente al 0,285 % de ayer, el mismo día que Alemania ha colocado 4.000 millones a una década al 0,36 %.

Este repunte del interés del bono alemán ha contribuido a estrechar el sobrecoste que exigen los inversores por comprar deuda española frente a la germana, considerada la más fiable del euro.

La prima de riesgo del resto de países periféricos de la Unión Europea también se ha estrechado como consecuencia del alza del interés del bono alemán, lo que ha permitido, por ejemplo, que la de Italia haya pasado de 163 a 154 puntos básicos en un solo día.

En el caso de Grecia, que ayer cerró en 661 puntos básicos, hoy ha terminado la sesión en 657, mientras que la prima de riesgo de Portugal ha caído de 377 a 365 puntos básicos.

Los seguros de impago de la deuda española ("credit default swaps" o CDS), cantidad que hay que pagar para garantizar una inversión de 10 millones de dólares, han terminado la jornada a la baja, en 129.160 dólares, por debajo de los italianos, que cotizaban en 209.190 dólares.