EFEMadrid

El secretario de Estado español de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, puso hoy de relieve la importancia de profundizar en las relaciones entre España y las comunidades hispanas en Estados Unidos, una población que ya alcanza los 52 millones según el último censo oficial.

Ybáñez pronunció estas palabras durante su participación en el EFE Fórum Hispano, un encuentro organizado en Madrid conjuntamente por la Agencia EFE y The Hispanic Council.

Destacados diplomáticos, docentes y representantes de diversas asociaciones debaten hoy en este foro sobre la comunidad hispana de Estados Unidos y las oportunidades que brinda en los ámbitos político, empresarial y académico, en una inauguración en la que también participaron los presidentes de The Hispanic Council, Daniel Ureña, y de la Agencia EFE, José Antonio Vera.

También ha intervenido el consejero para Asuntos Económicos de la Embajada de Estados Unidos en Madrid, Anton K. Smith.

"España debe analizar qué relación quiere entablar con esas comunidades tan influyentes en Estados Unidos", subrayó el secretario de Estado.

Ybáñez consideró que es necesario llevar a cabo actuaciones dirigidas a reforzar la relación de forma que vean en España a un país con el que además de compartir historia, lengua y cultura, también le une "un futuro y unos intereses comunes" siempre con el objetivo de "reforzar la relación bilateral" con EEUU.

Se trata, dijo, de un "fenómeno sociológico, cultural e histórico de la mayor importancia para Estados Unidos y para nuestras relaciones bilaterales con este país amigo y aliado".

Hizo referencia a los años de conmemoraciones que culminaron el pasado mes de septiembre con la visita de los Reyes de España a San Agustín, en Florida, con motivo del 450 aniversario de esa ciudad como asentamiento europeo más antiguo de Estados Unidos.

La urbe fue fundada por el almirante español Pedro Menéndez de Avilés en septiembre 1565.

"El objetivo hoy y en el futuro será profundizar en las relaciones entre España y las comunidades hispanas de los Estados Unidos", señaló el secretario de Estado, antes de explicar que se trata de un reto importante ya que son una "gran fuerza social y lo serán aún más en este siglo".

Tras afirmar que son trabajadores, emprendedores y jóvenes, Ybáñez informó de que ya hay más de 52 millones de hispanos en EEUU, que representan el 17,4 % de la población y que para el año 2060 se espera que alcance casi el 30 %.

Explicó que entre 2008 y 2010 los hispanos pusieron en marcha 581.000 nuevos negocios y crearon dos de cada tres puestos de trabajo y añadió que el departamento que dirige el ministro de Exteriores, Jose Manuel García-Margallo, ha trabajado desde 2012 en profundizar esas relaciones con las comunidades hispanas.

Ignacio Ybáñez también apuntó que es posible que este siglo haya un presidente o vicepresidente de Estados Unidos que sea latino y ha recordado que en las elecciones presidenciales del año 2012 quedó patente la importancia del voto hispano, que se decantó masivamente por Barack Obama.

El consejero para Asuntos Económicos de la Embajada de Estados Unidos en Madrid destacó, por su parte, la importancia de esas comunidades hispanas y de la lengua española, que es detrás del chino el idioma más usado en el mundo.

Tras hablar de la "hispanificación de Estados Unidos", Anton K. Smith apuntó la enorme potencialidad de "enlazar las economías de España y Estados Unidos" y se ha referido a la posibilidad de una "triangulación" entre ambos con América Latina. "Hay mucha potencia ahí para explorar", añadió.

El presidente de la Agencia EFE afirmó en su intervención que si los hispanos constituyeran una nación independiente serían la quinta economía del mundo y la segunda de América Latina, sólo por detrás de Brasil, y se ha referido también a la relevancia de la lengua española.

José Antonio Vera destacó que hoy ningún candidato presidencial en EEUU puede permitirse el lujo de no contar con los hispanos, que se convierten en "decisivos" en cualquier campaña.

"Si no tienes el apoyo de la comunidad hispana, no es fácil que ganes unas elecciones en Estados Unidos", manifestó.

Resaltó además el servicio de noticias EFE USA que informa en clave latina desde Washington, Miami y Nueva York sobre la actualidad de Estados Unidos, "un auténtico líder del sector", aseguró Vera.

Daniel Ureña, por su parte, destacó la importancia de acercar la realidad de la comunidad hispana y reconocer su aportación a la cultura y futuro de Estados Unidos y en este sentido ha dicho que España se suma a la celebración del Mes de la Herencia Hispana.

"Como españoles, hispanos, debemos potenciar y estrechar el intercambio cultural, social, económico y político", subrayó el presidente de The Hispanic Council.

Varios de los participantes en el foro pidieron, en sus intervenciones, una política española a largo plazo en Estados Unidos.

En esta tesis coincidieron los diplomáticos Javier Rupérez y Manuel Lejarreta y los expertos José Luis García Delgado y José Antonio Alonso.

Rupérez, que entre otras responsabilidades fue embajador en EEUU y ante la OTAN, subrayó que, aunque los hispanos tienen una vinculación histórica con España, "no son españoles, ni siquiera tienen una noción clara de lo que es España. Ellos quieren ser orgullosos ciudadanos de Estados Unidos y, además, provienen de México, Cuba, El Salvador...".

"Lo que nos debe interesar son los EEUU, pero sí podemos aprovechar esos lazos con los hispanos para explotarlos en el interés común", dijo Rupérez, partidario de que las relaciones entre los dos países sean "previsibles" y buenas, al margen del color político de los gobiernos en cada momento.

El diplomático Manuel Lejarreta abogó por el trabajo conjunto de la administración pública y las empresas privadas para que España establezca redes y contactos en EEUU y, para subrayar la creciente importancia de los hispanos en este país, dijo que García y Rodríguez ya son el octavo y noveno apellidos entre los más comunes.

El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid José Luis García Delgado afirmó gráficamente que "España se la juega en Estados Unidos, porque le quedan muchos años de ser la primera potencia mundial, aunque el eje va basculando hacia el área del Pacífico".

El docente y autor José Antonio Alonso ahondó en esa línea al recordar que el español es una lengua que está en el origen de Estados Unidos y resaltó la vinculación de España con América Latina, "cuya pujanza, a poco que resuelva sus problemas de gobernanza, le dará prosperidad y mayor presencia en EEUU".

"España no ha trabajado su marca en Estados Unidos apropiadamente", afirmó por su parte Alberto Avendaño, director de El Tiempo Latino-The Washington Post, durante su intervención en el Fórum Hispano.

El periodista, de nacionalidad española, destacó la "capacidad de absorción y asimilación" que tiene la sociedad estadounidense y expresó la necesidad que tiene España de crear una plataforma sobre la que relacionarse con EE.UU, un país, en su opinión, con mercados económicos y culturales muy diferentes.

El Secretario General de la Fundación Carolina, Gustavo Rovira, señaló que, dado que EE.UU es la primera potencia mundial, los hispanos, que ya son más de 50 millones en el país, son conscientes de que "generando una marca hacen algo importante".

El responsable de la Fundación Carolina, dedicada a la promoción de las relaciones culturales y la cooperación entre España y la comunidad iberoamericana, recomendó a los españoles que quieran invertir y trabajar en ese país que se aproximen a las comunidades hispanas tratándolas como norteamericanos, pero siendo conscientes de que son hispanos.

Ángel Badillo, investigador principal del "think tank" español Real Instituto Elcano, dijo que cuando nos referimos a los hispanos en Estados Unidos, hablamos de "una realidad enormemente poliédrica y heterogénea" y advirtió de que "el español no es una garantía en EE.UU,. si no lo cuidamos".

Recomendó trabajar más a fondo en la política cultural de los distintos estados y cuidar la enseñanza del español en las universidades estadounidenses, ya que hay aun descenso en las matrículas del español en los últimos cinco años.