EFEMadrid

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, dijo hoy que "dos instituciones han metido en un lío al fútbol profesional español con una actitud irresponsable", durante su participación en EFE Fórum Deportes.

"Todo esto es ilegítimo. Es el choque entre la industria del fútbol, que busca competir, y la burocracia", añadió en alusión a la huelga de futbolistas.

En el EFE Fórum Deportes celebrado hoy se presentó el estudio 'Impacto socio-económico del fútbol profesional en España', según el cual esa actividad generó en 2013 un valor añadido bruto de más de 7.600 millones de euros, un 0,75 por ciento del producto interior bruto (PIB).

El informe, elaborado por KPMG, lo presentó su director de Estrategia en España, Javier Sainz, quien señaló que 3.600 de los 7.600 millones de euros responden al impacto directo del fútbol profesional.

De esa suma "más del 75 por ciento" fueron resultado del gasto de los aficionados y un "16 por ciento aproximadamente" de los ingresos de los clubes en concepto de publicidad y mercadotecnia.

Por su parte Tebas, en sus comentarios sobre el conficto con los futbolistas, consideró que la suspensión del calendario de competición por parte de la RFEF hace de la huelga "una trampa".

"Es una estrategia para intentar cargarse, unos (en alusión a la federación) el real decreto, y para intentar modificarlo los otros", agregó en referencia al sindicato de futbolistas.

"AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) no puede sustraer cuestiones de la negociación colectiva y trasladarlas a una ley", subrayó.

El presidente de la LFP señaló que no sabe si habrá acuerdo con la AFE y que ahora mismo "la huelga sigue convocada".

"Estamos sentados desde anoche con el sindicato. Yo soy pactista, pero no podemos pactar el 'harakiri'. No tiene razón de ser. Nosotros siempre hemos dicho que estamos dispuestos a hablar con AFE en el ámbito de la negociación colectiva y con la Federación en el del convenio de coordinación", afirmó.

Tebas aseguró que ni la RFEF ni la AFE han analizado los "efectos" y el "daño" que "están causando y que pueden llegar a causar".

"Se han metido en un importante desaguisado", sentenció al cifrar en 50 millones de euros los daños económicos que tendría la suspensión de cada jornada.

"Ahora nos encontramos ante un cierre patronal de la federación y si hubiese clubes y jugadores que quisieran ir a trabajar no podrían", denunció.

Preguntado por la posibilidad de que las jornadas se recuperen, el presidente de la LFP recalcó que ante una huelga "las jornadas se amortizan". "Lo dijo el señor (Luis) Rubiales en el año 2011", recordó.

En el caso de que se mantenga el paro decretado por la RFEF, Tebas puso en duda que haya fechas disponibles.

En el informe sobre la actividad económica ligada al fútbol presentado hoy, KPMG estima que ese deporte "posibilita la creación de 140.000 puestos de trabajo a jornada completa" y, en términos recaudatorios, cifra en 2.896 millones de euros los ingresos fiscales del año 2013.

De manera indirecta los sectores de actividades culturales, deportivas, telecomunicaciones, construcción e inmobiliarias se han visto beneficiados por la industria del fútbol. La contribución indirecta del fútbol profesional al PIB español "alcanzó los 2.995 millones de euros", concluye el estudio.

También Tebas destacó que la industria del fútbol es "un motor económico de este país" y confió en que dentro de seis años represente el 1% del PIB, con un "aumento de ingresos, con más presencia en los mercados".

"Para ello el primer tema son los derechos audiovisuales y en seis años llegar a cerca de dos mil millones de euros. Estoy convencido -señaló- de que lo podemos hacer, pero se debe aumentar la televisión de pago en España. La industria del fútbol es el motor de crecimiento de ésta pero vamos a ser también el motor de la oferta convergente, la banda ancha. Se va a cambiar el concepto de televisión de pago y en su crecimiento es muy importante la lucha contra la piratería".

Tebas se refirió también al necesario crecimiento de la Liga "en los entornos digitales" y a la mejora de las "infraestructuras en los estadios", ya que "muchos están obsoletos, no están al nivel competitivo ni de la Bundesliga ni la Premier". "El periodo que nos ponemos es de diez años, estamos saliendo de una situación de crisis", apuntó.

En su opinión, "la venta centralizada de los derechos televisivos a través de la Liga es una demanda histórica, que va a permitir el crecimiento de los derechos audiovisuales, va a evitar conflictividad y que crezca la televisión de pago en todos los operadores".

En su opinión el nuevo modelo no va a presentar "muchas sorpresas en lo que el espectador pueda ver sino en cómo llegará a los espectadores el producto"

Pero puntualizó: "No podemos anticiparnos. Me preguntan si va a ser como en Inglaterra, los mercados son diferentes. Ellos llevan un Ferrari y nosotros un BMW. La Premier en televisión es un producto de primer nivel, tienen dos grandes, en España solo tenemos un grande. El 80% de la televisión de pago esta en manos de Telefónica, así que la forma de colocar tu producto no puede ser igual. Si copiamos lo que hacen los otros fracasaremos seguro", apuntó.

El presidente de la Liga insistió en el potencial económico de la industria del fútbol profesional, que en su opinión "contribuye de forma espectacular a la economía en España, a la creación de puestos de trabajo y al sector ocio con más de 300.000 espectadores cada fin de semana"

"La fórmula uno y las motos no llegan a estas cifras. Somos el numero 1. Estamos cercanos a otros sectores muy importantes de este país. La deuda de 700 millones de euros hoy se encuentra garantizada a menos de 400 y dentro de poco será 0", auguró.

EFE