EFEBurgos

Entre caballeros, damas, juglares, bufones, bailarinas, pícaros ciegos, ladronzuelos y hechiceras anda el juego este fin de semana en Burgos, que rinde homenaje a uno de sus vecinos mas ilustres, El Cid Campeador, a través de un sinfín de actividades con las que la capital revive su época medieval.

Rodrigo Díaz de Vivar y su esposa Doña Jimena han encabezado este mediodía el desfile inaugural del "Fin de Semana Cidiano", iniciativa organizada por OTR y la Asociación Burgalesa de Amigos del Caballo.

Una comitiva de bufones, saltimbanquis, bailarinas y músicos ha hecho las delicias del Campeador y su séquito, caballeros, guerreros y damas pertenecientes a la nobleza burgalesa.

Un recorrido por el centro histórico de Burgos, engalanado para la ocasión, desde el Solar del Cid hasta el Arco de Santa María, que ha culminado con la lectura de un pasaje del Cantar de Mío Cid.

El rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, ha sido el encargado de pregonar la octava edición del fin de semana cidiano, realizando un repaso por la historia del Campeador.

Pérez Mateos ha animado a los presentes a revivirla a través de monumentos y edificios históricos que aún guardan las señales del paso del héroe castellano, como la iglesia de Santa Gadea, el Museo de Burgos o el Monasterio de San Pedro de Cardeña.

Con música y bailes medievales ha concluido el desfile inaugural, dando paso a las animaciones de calle que protagonizarán durante el fin de semana juglares, reos, bufones, leprosos y hechiceras.

El programa festivo incluye pasacalles, romances de ciego, danza oriental y música celta, pero también muestras de oficios artesanos en el mercado medieval que cuenta con más de 200 puestos.

Otro de los grandes atractivos de la iniciativa es el Campamento Militar, ubicado en las riberas del río Arlanzón, que acogerá varios torneos de tiro con arco y luchas y combates medievales.

Al caer la noche, las antorchas guiarán el desfile nocturno, que concluirá con el homenaje a las banderas de las siete provincias por la que pasó el héroe en su destierro a Valencia.

El Fin de Semana Cidiano continua mañana con su animación de calle, sus talleres infantiles y sus combates medievales, sumando una recreación de escenas cotidianas del medievo en el Arlanzón.

Sin embargo, el acto más significativo será la representación de la Jura de Santa Gadea, en la Plaza de Santa María, frente a la portada principal de la Catedral de Burgos.

Se revivirá la leyenda medieval que asegura que el Cid obligó al rey Alfonso VI a jurar no haber tomado parte del asesinato de su propio hermano, el rey Sancho III, en el Cerco de Zamora.

Leyenda, que no historia, que contribuye a engrandecer el mito del héroe castellano quien acabará desterrando en Valencia, una pena con la que se cerrará el fin de semana cidiano en Burgos.