EFEMadrid

El grupo de restauración El Escondite, nuevo dueño del emblemático Café Comercial de Madrid, cerrado en julio de 2015, no reabrirá mañana las puertas de este establecimiento, como tenía previsto, pero lo hará "próximamente".

Así lo ha anunciado a Efe la responsable de la empresa de comunicación del Café Comercial, que desconoce los motivos del retraso en la reapertura, ya que asegura que no los ha querido facilitar la compañía, que también es propietaria de los restaurantes Lady Madonna, El Escondite de Villanueva y Bárbara Ann.

En su opinión, el motivo podría estar relacionado con una demora en la decoración del local o con la gestión de la licencia.

Los nuevos administradores del Café pretendían reabrir "con la licencia original con la que ya contaba" el establecimiento, debido a que se dedicará a la misma actividad que antes.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid advirtió la semana pasada de que la licencia con la que pretendían reabrir el Café Comercial el próximo día 21 no es válida, ya que aún está "en tramitación", y estiman que podrán otorgarla en un plazo de tres a cuatro meses.

Desde el Consistorio, explicaron que "la actividad es una nueva implantación y requiere nueva licencia" y sostienen que no es válida la anterior, ya que el local será ahora bar-restaurante y no cafetería, por lo que "requiere modificar las exigencias básicas de seguridad en caso de incendios y las de repercusión ambiental".

El histórico Café Comercial, ubicado en la Glorieta de Bilbao y que cumpliría ahora 130 años de vida, está cerrado desde julio de 2015, cuando la familia propietaria tomó esta decisión, para sorpresa de vecinos y clientes, que incluso llegaron a colocar mensajes en "post it" en sus cristaleras a modo de homenaje.

El Ayuntamiento de Madrid ya precisó que para reactivar el Café Comercial era imprescindible conservar su arquitectura y ornamentación originales, fuera cual fuera el uso del local, ya que está catalogado con el nivel I de protección por la Dirección general de Edificación municipal.

El establecimiento, fundado en 1887, dio luz y forma a 'La Colmena', del Nobel Camilo José Cela, y logró reunir a figuras de la cultura de toda índole a lo largo de su dilatada historia, como los escritores Antonio Machado, Enrique Jardiel Poncela, Rafael Azcona o Rafael Sánchez-Ferlosio.