EFESídney (Australia)

El líder del opositor Partido Laborista Australiano, Bill Shorten, aseguró hoy haber mantenido una conversación "constructiva" con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sobre los asentamientos judíos en territorio palestino.

Shorten comentó que en la reunión de este viernes expuso "claramente y sin ambigüedades" el delicado tema sobre los asentamientos en Cisjordania y reiteró su apoyo a la creación de dos estados para solucionar la crisis palestino-israelí, informa la cadena local ABC.

"Queremos ver que las fronteras de Israel son seguras y apoyamos el derecho del pueblo palestino a tener su propio estado", comentó Shorten en Sídney.

El líder opositor criticó a Israél al precisar que los asentamientos suponen "un obstáculo para la paz".

Netanyahu llegó el miércoles a Australia para una gira de cuatro días que incluyó una reunión con el primer ministro del país, Malcolm Turnbull.

Ambos mandatarios dialogaron sobre asuntos políticos y sellaron una serie de acuerdos en materia de innovación y ciencia, además de fomentar el comercio bilateral.

Turnbull le expresó a Netanyahu su fuerte apoyo ante las "resoluciones unilaterales que condenen o critiquen a Israel", en alusión la resolución de diciembre de la ONU que condenaba la política de asentamientos israelíes.

La visita de Netanyahu tiene lugar después de que el Parlamento israelí aprobara una ley para legalizar unas 4.000 casas construidas en tierras propiedad privada de palestinos en colonias en Cisjordania.

Y que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegurara tras reunirse con el primer ministro israelí, que la paz en Oriente Medio no pasa necesariamente por la creación de un Estado palestino.

Tras las palabras de Trump, la ONU reiteró su defensa por la creación de dos Estados como solución al conflicto palestino-israelí, una posición que también apoya el Gobierno australiano.

En el país oceánico un grupo de 60 personalidades suscribieron esta semana una declaración de la Red Australiana de Defensa de Palestina denunciando el incumplimiento por parte de Israel a las llamadas de la ONU sobre los asentamientos ilegales y el trato a la población palestina.

El jueves centenares de manifestantes pro-palestinos realizaron una protesta en Sídney para condenar la política de Netanyahu, en la que cantaron "Israel, EE.UU. ¿cuántos niños mataste hoy", agregó la fuente.