EFETeherán

El ministro iraní de Defensa, Hosein Dahqan, negó hoy que su país haya efectuado una nueva prueba de misiles y denunció que esas acusaciones de Estados Unidos pretenden "promover la iranofobia".

Dehqan aseguró que esa información es falsa y tiene el objetivo de "crear enemigos, hacer guerra psicológica y promover la iranofobia", según las declaraciones recogidas por la agencia oficial IRNA.

Las autoridades iraníes respondieron así a la noticia publicada por la cadena estadounidense Fox News, que señaló el miércoles que Teherán lanzó un misil tierra-aire de corto alcance tipo Mersad que impactó a unos 55 kilómetros de su lugar de lanzamiento.

El ministro subrayó que el citado ensayo "no ocurrió", pero que de haberse llevado a cabo no sería de la incumbencia de Estados Unidos porque el programa de misiles de Irán es defensivo.

Acusó a Israel de fabricar esa noticia y pidió a los países suníes del Golfo, sus tradicionales rivales, que no se dejen influir por estas informaciones.

"La República Islámica de Irán nunca ha sido ni será una amenaza contra ellos", añadió.

Según Dehqan, EEUU se ha embarcado en esta guerra psicológica para vender más armas a los países de la región.

También el presidente iraní, Hasan Rohaní, insistió hoy en que Irán no pretende injerir en los asuntos internos de otros países y que su desarrollo militar solo tiene fines defensivos.

A fines de enero, Irán probó un misil balístico de medio alcance que explotó tras recorrer unos mil kilómetros, un movimiento que provocó la convocatoria de una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

Tras ese lanzamiento, EEUU impuso sanciones a 13 individuos y 12 entidades relacionados con el programa de misiles balísticos de Teherán, que anunció por su parte medidas recíprocas.

Teherán defiende que estos ensayos no violan el acuerdo nuclear, firmado con seis grandes potencias en julio de 2015, ni la resolución 2231 de la ONU, que prohíbe a Irán realizar pruebas con misiles con capacidad nuclear.