EFENaciones Unidas

Naciones Unidas urgió hoy a todos los países a mantener el apoyo a la implementación del acuerdo nuclear con Irán, en un momento de incertidumbre ante la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, que en el pasado ha sido muy crítico con el pacto.

"Es imperativo que sus participantes, Naciones Unidas y la comunidad internacional continúen apoyando la total implementación de este histórico acuerdo multilateral durante toda su duración", dijo el responsable de Asuntos Políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, en un debate en el Consejo de Seguridad.

Ese mensaje fue respaldado por las potencias, que subrayaron la importancia del pacto y los beneficios que aporta a la seguridad internacional.

Entre quienes defendieron hoy el acuerdo estuvo la embajadora estadounidense, Samantha Power, que intervino por última vez ante el Consejo de Seguridad antes de ser reemplazada por Nikki Haley, la elegida por Trump para representar al país en la ONU.

"Tenemos que mantener los compromisos", dijo Power, que insistió en que "cualquier mundo en el que Irán no esté buscando armas nucleares es un mundo más seguro".

La embajadora estadounidense, en una aparente referencia a las críticas de Trump y los republicanos al acuerdo, dijo que este va a ser objeto de "un mayor escrutinio" y pidió recordar que es mucho más difícil construir este tipo de compromisos que destruirlos.

Ayer, el presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró que su país no va a aceptar una renegociación del acuerdo aunque lo solicite Trump.

El magnate neoyorquino ha criticado abiertamente el pacto y su nominado a secretario de Estado, Rex Tillerson, afirmó la semana pasada que es necesaria una revisión del mismo, algo con lo que no están de acuerdo las otras partes.

El apoyo internacional al acuerdo alcanzado en julio de 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) volvió a quedar claro hoy en el Consejo de Seguridad, que repasó su aplicación en los últimos meses.

El acuerdo supuso el levantamiento de las sanciones comerciales y diplomáticas contra Irán a cambio de que esta limitara su programa atómico para evitar que pudiera hacerse con armas nucleares.

Hasta ahora, Teherán ha cumplido con sus compromisos en el ámbito nuclear, según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Mientras, según dijo hoy Feltman, el país podría haber violado el embargo de armas en su contra, que sigue en vigor a pesar del levantamiento de la mayor parte de las sanciones internacionales.

En concreto, la ONU apuntó a la transferencia de armas de Irán a la milicia chií Hizbulá como un posible incumplimiento de las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Además, el informe presentado por Naciones Unidas señala también el descubrimiento de dos cargamentos de armas supuestamente procedentes de Irán a lo largo de 2016, que también podrían ir en contra del embargo.