EFETrípoli

Al menos tres miembros de las milicias salafistas que resisten en el corazón de la ciudad de Bengasi, capital oriental de Libia, murieron en un bombardeo de las fuerzas bajo el mando del general Jalifa Hafter, hombre fuerte del este del país.

Fuentes del centro de información de las milicias explicaron hoy a Efe que los tres hombres perecieron durante un ataque perpetrado contra posiciones de los grupos "Majlis al Sura" y "Zawra Bengazi" en el distrito de Ganfuda, conocido como la "Alepo de Libia".

La zona, en la que aún viven atrapadas desde hace muchos meses decenas de civiles sin acceso a electricidad, agua corriente, medicinas y alimentos frescos "es escenario de continuos e intensos bombardeos de la aviación de Hafter desde hace cinco días", subrayó la fuente.

El mariscal, un exmiembro de la cúpula militar que aupó al poder a Muamar al Gadafi y que años después, reclutado por la CIA, devino en su principal opositor en el exilio, puso cerco a Bengazi en mayo de 2014 para tratar de expulsar a las fuerzas afines al antiguo gobierno islamista de Trípoli, considerado rebelde.

Desde entonces, no han cesado los combates en la ciudad, de la que han tenido que huir decenas de miles de personas.

El pasado 17 de febrero, sus tropas reanudaron el asalto al distrito de Ganfuda pese a que a finales de enero aseguró que había logrado reconquistar este sector clave para avanzar hacia el centro de la ciudad.

El objetivo, según portavoces del llamado "Ejército Nacional Libio" (LNA, por sus siglas en inglés), es arrebatar a los salafistas y yihadistas los últimos edificios que aún quedan en su poder.

De acuerdo con informaciones de inteligencia, durante estos cinco días de intensos bombardeos también habría perecido Huthayfa al-Faqout, un importante líder del grupo radical armado "Ansar al Sharía", vinculado a la rama libia de la organización yihadista "Estado Islámico".