EFESao Paulo

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, se mostró hoy "absolutamente convencido" de que las conversaciones que mantienen en paralelo la Unión Europea y Estados Unidos con Cuba "terminarán positivamente".

García-Margallo hizo estas declaraciones durante su participación en el foro "Efe Café da Manhã", organizado por la Agencia Efe en Sao Paulo, al ser preguntado por las negociaciones que llevan a cabo en paralelo Estados Unidos y la Unión Europea con Cuba.

Tras reiterar que la UE "no ha ido a remolque de lo que ha hecho Estados Unidos" en relación con la isla caribeña sino que ya había tomado una decisión antes, el ministro de Asuntos Exteriores explicó que las negociaciones discurren en paralelo y que hay conversaciones entre las dos partes "muy estrechas" para saber lo que sucede.

"Estoy absolutamente convencido de que las dos conversaciones terminarán positivamente", subrayó García-Margallo.

No obstante, señaló que la negociación "no va a ser sencilla" ya que el dossier de derechos humanos requiere siempre de una negociación "complicada".

"España va a estar muy vigilante en este tema", señaló el jefe de la diplomacia española.

García-Margallo, también afirmó en su intervención que España había comunicado a Venezuela que el secretario de Estado español para Iberoamérica, Jesús Gracia, haría escala en Caracas la próxima semana y su disponibilidad a entrevistarse con las autoridades del país.

El ministro español hizo estas declaraciones después de que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, dijera que estaba "sorprendida" por el anuncio de la visita "inconsulta" de Jesús Gracia a su país.

"El día de hoy fuimos sorprendidos por declaraciones del canciller del Reino de España informando de supuesta visita de Sec.Edo español", escribió Rodríguez en su cuenta en la red social Twitter y añadió que la misma "no ha sido acordada ni está contemplada en la agenda" del Gobierno venezolano.

El jefe de la diplomacia española explicó hoy que Gracia ha querido aprovechar una escala en Caracas de regreso de Trinidad y Tobago para entrevistarse con su homólogo venezolano.

"Es una práctica normal de cortesía diplomática solicitar entrevistas con las autoridades del país en que se hace escala y es lo que se hizo", subrayó el ministro.

Explicó que el martes pasado el embajador español se dirigió al director general de Europa de Venezuela para comunicarle la escala del secretario de Estado y su disponibilidad a entrevistarse con autoridades del país si "así lo tienen a bien".

"Ese encuentro es una práctica normal en todos los países que tienen relaciones políticas normales", agregó García-Margallo.

Destacó que las relaciones entre España y Venezuela son "perfectamente normales" y que los embajadores en sus respectivos puestos, lo que "no ha sido así en todos los momentos", en referencia a las recientes llamadas a consultas.

El ministro dijo que los asuntos de América Latina "son de familia y se resuelven en familia". "Hay primos que te gustan más y primos que menos. Hay países más cómodos en la Alianza del Pacífico y otros más cómodos en el Alba, pero todos formamos parte de la familia", agregó el jefe de la diplomacia española.

"Lo que nos une es más fuerte que lo que nos separa. Hay que saber tecletear y manejar la máquina con tacto, para que la máquina no se rompa", concluyó.