EFEMadrid

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, convocará una reunión de la Diputación Permanente, posiblemente el miércoles o el jueves de la próxima semana, que debatirá y votará si se convoca un pleno extraordinario de la Cámara sobre el último informe del Consejo de Estado sobre el accidente del YAK-42.

A lo largo del día, Pastor va a hablar con los portavoces de los grupos parlamentarios para fijar la fecha y hora de esa Diputación Permanente, el máximo órgano del Congreso en periodos inhábiles.

La Mesa del Congreso que se reúne hoy, establecerá también el orden del día de esa reunión en el que, de momento, hay varias solicitudes de comparecencia ante el pleno de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, e incluso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por ese informe sobre el siniestro.

No obstante y previamente a ese hipotético pleno, Cospedal ya comparecerá el próximo lunes a petición propia ante la Comisión de Defensa para dar cuenta de ese dictamen del Consejo de Estado.

Pese a ello, la vicepresidenta segunda del Congreso, la socialista Micaela Navarro, ya ha adelantado que esa comparecencia en comisión no sustituye la solicitud del PSOE de un pleno extraordinario.

"No está la puerta cerrada a nada", ha remarcado Navarro, que ha adelantado que todo dependerá de si las familias de las víctimas quedan satisfechas de las explicaciones de Cospedal en comisión.

Navarro ha aplaudido la decisión de la ministra de Defensa de acudir al Congreso a petición propia y que haya recibido a las familias de los soldados fallecidos.

"Se olvidaron de que en este país se le tiene que tener respeto a los muertos", ha alertado la dirigente del PSOE, que ha insistido en que su partido "no está luchando contra la ministra de Defensa ni contra el Gobierno" sino respondiendo a las demandas de los familiares de las víctimas del siniestro.

Preguntada por la solicitud de estas familias de estar presentes en la comparecencia de Cospedal en comisión, Navarro lo ve "difícil" ya que estas reuniones no son públicas y se trata de una cuestión que no depende ni de la comisión ni de la Presidencia.

También y sobre la decisión del exministro Federico Trillo de reincorporarse a su puesto en el Consejo de Estado, la diputada del PSOE ha dicho que no cree que deba renunciar a un cargo que ganó por oposición.

"No se trata de venganzas contra nadie. No nos lleva a ningún sitio", ha insistido Navarro, que sí cree que Trillo "lleva mucho tiempo sabiendo que había mentido a las familias", víctimas que tienen todo el derecho a saber dónde están sus seres queridos.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, cree que lo más importante, más allá de las indemnizaciones y de la responsabilidad patrimonial del Estado, son los "gestos y la actitudes" y sobre todo "pedir perdón" y escuchar a las víctimas.

Rivera no se opondrá a que se celebre también un pleno extraordinario en relación con el informe del Consejo de Estado, más allá de la comparecencia en comisión de este lunes.

"Lo importante son las soluciones, no es una competición de cuántos plenos tiene que haber, lo importante es que se venga cuanto antes al Congreso y que se dé cuenta de ese informe del Consejo de Estado", ha añadido.

El líder de Ciudadanos ha apostado también porque se busque una solución técnica posible para que las víctimas puedan acudir al Congreso y escuchar las explicaciones de Cospedal ante la Comisión de Defensa.