EFEMadrid

Los hermanos Javier y Gabriela de la Rosa, hijos del empresario catalán Javier de la Rosa, declararán hoy en la Audiencia Nacional por un delito de blanqueo relacionado con una operación de compraventa de 1.152 sucursales del Banco Santander en la que participaron en 2007 junto con Oleguer Pujol.

Los De la Rosa comparecerán ante el juez, junto a los empresarios también imputados José María Villalonga padre e hijo, un día antes de que lo haga el hijo menor del expresidente catalán Jordi Pujol.

El magistrado José de la Mata les preguntará por el supuesto ocultamiento de las comisiones de 11,5 millones de euros que cobraron por una operación de compraventa de 1.152 sucursales del Banco Santander en el año 2007, que se cerró por 2.330 millones de euros.

Según el magistrado, Oleguer Pujol y el resto de imputados se sirvieron "de estructuras societarias radicadas en terceros países" para ocultar el dinero y también usaron para ese fin sucesivos contratos de asesoría celebrados entre numerosas empresas, un mecanismo con el que intentaron justificar los pagos y conseguir así engañar a Hacienda.

A través de una compleja operativa, las comisiones se camuflaron con contratos de asesoría entre la empresa Sun Capital, que recibió los 11,5 millones de comisiones de manos de Samos (la empresa que adquirió las oficinas), y dos sociedades holandesas controladas por otra radicada en las Islas Vírgenes Británicas: Ard Choille, vinculada a Oleguer Pujol, y Marway, relacionada con los hermanos De la Rosa y con los Villalonga.