EFEParís

La región Île-de-France, en la que se halla París, calculó hoy que los picos de contaminación del aire aumentarán hasta los 20 días de media anuales durante los próximos años, más del triple que los seis registrados en 2016.

En un comunicado de sus autoridades, la región, que incluye a los 12 millones de habitantes de París y su corona metropolitana, alertó de que ello también afectará a sus arcas porque la reglamentación medioambiental de Francia de 2017 prevé, entre otras medidas, la gratuidad de los transportes después de dos días seguidos de alerta, frente a las cuatro jornadas de antes.

"Los seis días de gratuidad en 2016 han costado 23 millones de euros al STIF", organismo que coordina y financia los transportes públicos de Île de France, indicó en la nota.

Se trata, añadió, de un montante "desmesurado" en relación al escaso aumento de pasajeros en los transportes públicos durante esos seis días de alerta, estimado en el 5 %.

"Esos 23 millones de euros se podrían haber gastado más eficazmente en la lucha contra la contaminación financiando, por ejemplo, 46 autobuses eléctricos", consideró la región.

Avisó de que, si el Estado francés no asume los costes de esos días gratuitos, propondrá instaurar en 2017 una tasa de 3,80 euros a cada vehículo que se desplace de la corona metropolitana a la capital en días de pico de contaminación.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, la contaminación es responsable de 48.000 muertes prematuras al año en Francia.