Fue la poeta más mediática y la responsable de que la poesía llegara a los hogares a través de la televisión en los años 70 y 80, pero murió con el pesar de que su obra para adultos no fuera tan reconocida como su poesía infantil. En el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes, exposiciones, antologías y eventos centran sus esfuerzos en recuperar la faceta menos difundida de la autora.