Una nueva generación de soportes tecnológicos ha llegado para ayudar a mantener bien alineada la espina dorsal y a corregir los hábitos posturales, mejorando el bienestar lumbar y evitando dolores.