Una extraña vivienda de tres plantas construida en Praga y con forma de pera, busca fusionarse con su entorno natural y se asienta sobre un solo pilar de concreto, que parece incapaz de sostenerla.