EFEMadrid

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha enviado hoy a prisión a la viuda española de un yihadista, detenida este miércoles en Alicante por integración en la organización terrorista Dáesh, al haber tratado de incorporarse a sus filas en Siria junto a sus cuatro hijos menores.

Velasco ha decretado hoy también el ingreso en prisión de un marroquí de 41 años retornado a España desde Siria donde combatió para Al Nusra y que captaba y adoctrinaba a jóvenes.

Con respecto a la mujer, Dolores Hidalgo, de 36 años, el juez asume los argumentos del fiscal en el sentido de considerarla "un vector de radicalización muy activo" debido a que su "condición de española conversa, y viuda de un yihadista 'martir', constituye un polo de atracción para simpatizantes del Estado Islámico".

Para Velasco, según lo investigado, Hidalgo, a raíz de la incorporación de su marido fallecido a las filas de Dáesh, "es la persona que tiene contacto en remoto con personas del Estado Islámico conformando una integración remota con esa organización, que continúa pese a la muerte en junio de 2015 de su marido", Mohamed Belguin.

Ese vínculo lo mantiene, según el auto, a través de un matrimonio que actualmente reside en Francia -identificado como Elkarrin y Campos- y a partir de ese momento inicia "cuatro vías distintas de adoctrinamiento, reclutaje, captación de mujeres en redes sociales para enviarlas a combatir".

Para ello ha utilizado la edición de vídeos con el nombre de "mariam" en los que aparece simbología del Estado Islámico, "alabanzas" a la organización y a su marido muerto y cánticos "nasheed", de enaltecimiento del terrorismo.

Por ello, además del delito de integración en organización terrorista, se le atribuyen también los captación, adoctrinamiento y adiestramiento de terroristas, así como otro de enaltecimiento.

Al arrestado en Vitoria, el juez le acusa por su parte de los delitos de pertenencia a la organización criminal terrorista Jabhat al Nusra y Daesh, captación y adoctrinamiento terrorista y un tercer delito de enaltecimiento.

Se trata de un retornado instruido militarmente por el grupo terrorista Al Nusra, filial en Siria y Líbano de Al Qaeda, con el que llegó combatir en Siria en 2003, si bien abandonó esta milicia yihadista por discrepancias en algunos de sus planteamientos.

Fue entonces cuando se pasó a Daesh, para la cual ha realizado hasta la actualidad labores de adoctrinamiento y reclutamiento tanto en persona como en las redes sociales, principalmente entre los jóvenes de la comarca guipuzcoana de Tolosa, uno de los cuales trató sin éxito de viajar a Siria en dos ocasiones.

Además, uno de sus adeptos realizó con él el viaje a Siria en 2013 y allí falleció dos años después.

En el auto de prisión, Velasco destaca también su experiencia en las guerras chechenas, por lo que le envía a prisión ante el riesgo de reiteración delictiva y por su escaso arraigo en el País Vasco donde vive de ayudas públicas si bien logró reunir 9.000 euros para volver a Siria.

Fue instruido militarmente por Al Nusra, que abandonó por disentir con algunos de sus postulados vinculándose posteriormente a Dáesh y en los últimos dos años había centrado su actividad en la captación de jóvenes preferiblemente de origen marroquí.

Buscaba a los más permeables, con los que entablaba una relación estrecha, personal y casi diaria, eludiendo las redes sociales como medida de seguridad para evitar ser detectado.