Tirana, 11 ene (EFE). - El número de los fallecidos en Albania por la peor ola de frío en medio siglo en el país aumentó a siete tras sumarse hoy cuatro víctimas mortales, entre ellas un niño de 12 años, informó la prensa de Tirana.

El menor perdió la vida hoy mientras jugaba con su hermana sobre las aguas congeladas de un embalse en las cercanías de Tirana, cuyo hielo superficial se rompió, tras lo cual el pequeño se ahogó.

En un caso similar falleció hoy un pastor de 40 años, tras caer en las aguas frías de un embalse congelado en la localidad de Fier, en el sur del país.

Además un hombre de 38 años, enfermo mental, fue encontrado muerto hoy en su casa, donde vivía en soledad y sin calefacción, por sus vecinos de la ciudad de Pogradec, situada en las orillas del lago Ohrid, que Albania comparte con la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

La última víctima mortal de hoy fue una mujer de 68 años, que también vivía sola y sufría de enfermedades crónicas, en la ciudad marítima de Durrës.

El frío polar ha castigado más las zonas del norte y este del país, donde la densa nieve aisló decenas de pueblos y creó dificultades en el abastecimiento de agua potable y energía eléctrica a la población.

La nieve llegó incluso hasta la costa y las bajas temperaturas han dañado cultivos en los invernaderos de la llanura occidental, fuente principal de la producción agrícola nacional.