EFEMelilla

Los restos mortales del general José Sanjurjo fueron inhumados en Melilla sin honores ni ceremonia militar alguna, en una ceremonia privada de la familia, según ha informado hoy la Comandancia General de la ciudad.

La Comandancia, en un comunicado, ha subrayado que "no hubo honores militares, no formó ninguna unidad ni piquete", como tampoco hubo durante el acto "ningún guión (bandera) ni cornetín".

Este comunicado ha sido difundido después de que EH Bildu haya pedido hoy la comparecencia urgente en el Congreso de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para que explique "en detalle" la participación de autoridades militares en el entierro "con honores" del general golpista José Sanjurjo.

Los restos habían sido exhumados del Monumento a los Caídos en Pamplona por una decisión del Ayuntamiento de la ciudad, gobernado por Bildu, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica de Navarra, junto con los de otros, como el general Emilio Mola, después de que un juzgado desestimara un recurso en contra presentado por familiares de los fallecidos.

El comunicado de la Comandancia General de Melilla, con membrete del Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), explica que "se realizó una sencilla ceremonia, íntima y privada".

A la ceremonia asistió el comandante general de Melilla, Fernando Gutiérrez, "acompañado por una pequeña comisión, al inhumarse en una parcela militar", señala al respecto.

La nota indica que "ante la exhumación, el pasado 16 de noviembre de 2016, de los restos del general Sanjurjo en Pamplona, la familia solicitó que fuese enterrado en un panteón militar".

"Atendiendo a que fue comandante general de Melilla, estuvo al mando de fuerzas de Regulares y estaba en posesión de dos cruces Laureadas de San Fernando (1914 y 1926), se autorizó que el entierro se celebrase en el cementerio municipal de Melilla", añade.

Los restos fueron depositados en el panteón de Regulares número 2 del cementerio, que "se sigue utilizando para la inhumación de los fallecidos de Regulares que lo requieran", apunta el comunicado.

Fuentes municipales han confirmado a Efe que el acto fue de carácter familiar y se produjo hacia la una de la tarde del pasado 23 de marzo.

Sanjurjo (Pamplona, 1872-Estoril, 1936) protagonizó un golpe de Estado fallido en 1932, conocido como "Sanjurjada", tras el que tuvo que exiliarse en Portugal, donde falleció en un accidente de avión después de despegar de Estoril rumbo a Burgos, a donde iba para sumarse al levantamiento de 1936 que respaldaron otros militares como el general Mola.

El militar navarro sirvió en los Regulares de Melilla, donde fue nombrado comandante general tras participar en importantes acciones militares como la defensa de la ciudad tras el desastre de Annual en 1921.