EFESevilla

El operativo de rescate lanzado tras el siniestro del helicóptero del 802 Escuadrón del Ejército del Aire el 22 de octubre de 2015 y Agusto Ferrer-Dalmau, conocido como "el pintor de las batallas", han recibido esta noche en Sevilla los IV Premios Sabino Fernández Campo, concedidos por ABC y BBVA.

Se trata de unos galardones que reconocen, en el ámbito militar y de la Defensa, "actuaciones destacadas desempeñadas por personas o unidades militares en el ejercicio de su deber, con reversión manifiesta a la sociedad", y cuyo acto oficial de entrega ha presidido el Ministro de Defensa, Pedro Morenés.

El reconocimiento de esta noche ha recordado a los tres tripulantes del 802 que murieron el 22 de octubre al estrellarse a 520 kilómetros de Gran Canaria, y ha supuesto un homenaje a los buzos de la Armada Española, que recuperaron los cadáveres del capitán José Morales Rodríguez, el teniente Saúl López Quesada y el sargento Jhon Ander Ojeda Alemán.

Además, el galardón ha servido para reconocer toda la labor de los helicópteros del Ejército del Aire destinados en las unidades del SAR (Servicio Aéreo de Rescate).

El otro premio de la noche ha sido para el pintor barcelonés Augusto Ferrer-Dalmau, especializado en el arte militar, con obras destacadas como "La patrulla", que refleja sus experiencias junto a los militares españoles en Afganistán.

De hecho, uno de los principales méritos del premiado es que sus cuadros son realizados a pie de campo, prescindiendo del estudio, además de haber recreado batallas históricas, como "El Camino español", sobre la ruta de los Tercios entre España y Flandes.

Tras entregar los premios, Pedro Morenés ha defendido la importancia del estamento militar, para sostener que las críticas que sufre en ocasiones son "producto de la mala información o de determinadas posiciones políticas poco profundas a la hora de analizar a quienes de verdad están al servicio de todos los demás".

Ha resaltado su importancia en un momento en el que "el mundo se debate en preguntas sin contestación sobre la propia seguridad, y nuestro propio futuro, y solo nos cabe contestar con viejos y eternos valores".

Por eso, ha defendido a los que trabajan "en el interés general, con olvido del propio riesgo y la propia seguridad, valores que hacen que la sociedad sea fuerte, sana y merezca la pena seguir adelante en esta larga marcha de la humanidad a través de los tiempos".

Los premios se han entregado en un acto cerrado con el Himno Nacional de España, y entregados por un jurado formado por José Ballester Llamazares, Ángel Expósito Mora, Juan Francisco Iturri Franco, Juan del Río Martín y Gonzalo Rodríguez de Austria Rosales, que han llegado a su veredicto por unanimidad.