EFECeuta

La frontera de Ceuta ha registrado hoy la mayor entrada de inmigrantes tras el asalto al vallado de unos 650 subsaharianos, de los que 498 han conseguido acceder a la autonomía ceutí.

Pasadas las siete de la mañana, unos 650 inmigrantes subsaharianos que se encontraban en Marruecos se avalanzaron hacia el paso fronterizo de la ciudad autónoma por una parte próxima a una vaguada, situada en la mitad de los 8,2 kilómetros de perímetro fronterizo terrestre.

En el asalto han resultado heridos once guardias civiles -tres de ellos han tenido que darse de baja del servicio- y 25 inmigrantes, uno de los cuales ha sido evacuado en helicóptero a Cádiz como consecuencia de la gravedad de las heridas que presentaba en la cabeza, y otro sigue ingresado en el hospital de la ciudad autónoma con fractura de cúbito y radio.

Según han informado a Efe fuentes del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), el inmigrante evacuado sufría un traumatismo craneoencefálico, supuestamente producido al caerse desde lo alto del vallado, a seis metros de altura.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, se ha desplazado a Ceuta y ha explicado que para solucionar el problema de visibilidad en la zona donde se han producido los dos últimos asaltos se están barajando dos posibilidades.

"La primera de ellas, unos globos aeroestáticos con cámaras térmicas que permitan conocer con más antelación la presencia de quienes quieran acceder", y la segunda, la utilización de drones.

Sobre esta última técnica ha dicho que es "perfectamente aplicable", y de hecho, se ha referido a su visita esta misma mañana a las instalaciones de una empresa especializada en seguridad en Málaga.

Nieto ha comentado que el "ataque" de hoy se ha registrado "en el mismo punto" que el 9 de diciembre y con la misma técnica, "reventando las puertas exteriores e interiores de la valla cada vez de forma más contundente y con material muy sofisticado en una vaguada de visibilidad reducida, lo que dificulta la capacidad de reacción".

El secretario de Estado ha insistido en que no tiene "ningún tipo de reproche" hacia la colaboración marroquí, que ha calificado de "excelente, ya que en esta ocasión el ataque no se ha podido repeler y estoy seguro de que se ha hecho todo lo posible, pero debemos profundizar en esa cooperación".

Los cerca de medio millar de inmigrantes subsaharianos que han conseguido entrar en la ciudad han sido realojados en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

El CETI tenía censados hasta la jornada de hoy a 620 inmigrantes, después de que este mismo miércoles un grupo de 76 abandonaran la ciudad hacia centros de acogida de Andalucía y Madrid.

El CETI, con capacidad para 512 plazas, ha tenido esta mañana que habilitar una serie de espacios comunes en su interior así como instalar tiendas de campaña en el polideportivo.

Según datos difundidos este miércoles por la Agencia Europea de Fronteras (Frontex), en el 2016 entraron 1.000 inmigrantes a través de las vallas de Ceuta y Melilla, una cifra que supuso un récord a la baja respecto a ejercicios anteriores.