EFEPhnom Penh

Un tribunal de justicia camboyano condenó hoy a tres activistas de la ONG "Mother Nature Cambodia", cofundada por el español Alejandro González-Davidson, a 18 meses de cárcel para luego suspender la pena al tener en cuenta los diez meses que llevaban en prisión preventiva.

Try Sovikea, Sun Mala y Sim Samnang tendrán que pagar además un multa de cerca de 25.000 dólares (unos 22.500 euros) a la compañía vietnamita Direct Access, contra la que actuaban para detener la extracción de arena de una zona natural que querían proteger, y 1.500 dólares (unos 1.350 euros) al Estado.

"El juicio fue una farsa total, como ya sabíamos que iba a ser el caso. Ilógicamente, aún faltando testigos que los hayan visto cometer el crimen y sin ningún tipo de pruebas incriminatorias, el juez ha sido capaz de encontrarles culpables", declaró a Efe por teléfono González-Davidson.

"Pero sin duda el hecho de que hayan sido puestos en libertad es razón para estar muy felices y seguir para adelante con nuestro activismo", añadió el activista, a quien Camboya expulsó en febrero de 2015 tras denegarle la renovación del visado y desde entonces no le ha permitido regresar.

González-Davidson fue acusado el pasado enero de complicidad en los mismos cargos, pero el juez Min Makara del Tribunal Provincial de Koh Kong dividió las causas y no ha establecido una fecha para el inicio del juicio contra el español.

Los hechos juzgados hoy ocurrieron, según la acusación, entre julio y agosto de 2015 durante una campaña medioambiental contra la extracción de arena en el estuario Andoung Teuk de la provincia de Koh Kong, en el suroeste de Camboya.

"Mother Nature Cambodia" también consiguió ese año paralizar la construcción de una presa hidroeléctrica en el valle de Areng, en Koh Kong, obra de la empresa Sinohydro Resources Ltd., filial de la compañía china Sinohydro Group, y que se revocasen las licencias de dos compañías.