EFEBogotá

El Gobierno colombiano no tiene constancia de que un grupo de ciudadanos se haya visto obligado a abandonar sus hogares y huir a Venezuela, tal y como aseguró la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), informó hoy la canciller, María Ángela Holguín.

"Las Fuerzas Militares nos informan que fue un desplazamiento interno, dentro de Colombia, de unas 50 familias que se habían movilizado dentro del departamento de Norte de Santander por rumores de aparición de un posible grupo armado, del que no se tiene evidencia de su existencia hasta el momento", dijo Holguín en una declaración a medios de comunicación.

La OCHA denunció este viernes que 96 familias colombianas se vieron obligadas a abandonar sus hogares en los municipios de Teorama y Tibú, en Norte de Santander, por presiones de grupos herederos del paramilitarismo.

Entre los desplazados, algunas de las familias, cuyo número no ha sido precisado, se fueron a Venezuela mientras que otras huyeron a la aldea La Cooperativa, en el cercano municipio de Convención.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el pasado martes que le "preocupa mucho" la "crisis humanitaria" en la frontera con Colombia y apuntó que en su país han entrado cientos de colombianos debido a la guerra con los paramilitares.

En ese sentido, Holguín señaló que el mismo martes, dos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional de Venezuela (Sebin) "llegaron al consulado de San Carlos de Zulia e informaron sobre un grupo de, según ellos, 350 colombianos desplazados".

"De inmediato, los funcionarios del consulado fueron con un asesor jurídico y social a hacer las respectivas averiguaciones, fueron a la sede de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) a solicitar información y les dijeron que no conocían el tema", subrayó la ministra.

Posteriormente, fueron a la sede del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) y les dijeron "que eran 50 personas (...) que tendrían una reunión con el gobernador del Zulia y por eso estaban entrando a territorio venezolano.

Sin embargo, fueron al sitio del encuentro y constataron que son desplazados desde 1998 que "van a este tipo de reuniones y hacen desplazamientos en esta parte".

"Hoy el Consejo Noruego (de Refugiados) informó al consulado en Venezuela de otro grupo de 140 que estarían desplazados en un caserío" del municipio de El Cruce, agregó Holguín.

Un grupo de funcionarios fueron a ese lugar y les dijeron que ese caserío no existe, aunque hay otro con un nombre similar, por lo que "se quedarán esta noche en El Cruce para trasladarse a primera hora con un delegado" que verifique la situación.

Por último, Holguín encargó a un viceministro que hablara con un responsable (autoridad municipal responsable de la defensa de los derechos humanos) de Tibú, quien le dijo que "no tiene desplazamiento masivo a Venezuela, sabe que pasaron algunas personas pero no tiene información de movilización que se pueda llamar masiva".