EFE | Washington

El presidente estadounidense, Barack Obama, aprovechó la atmósfera distendida de la tradicional cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca para criticar de soslayo y entre bromas a sus adversarios políticos.

El presidente repasó sus logros más polémicos como la apertura con Cuba, la reforma migratoria o la sanitaria con chistes envenenados dirigidos a los republicanos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, durante la tradicional cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca. EFE
El presidente estadounidense, Barack Obama, durante la tradicional cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca. EFE
Publicidad