EFE | Sídney (Australia)

El secuestrador de la cafetería de Sídney separó a los rehenes en grupos y abrió fuego cuando varios de ellos intentaron escapar del local, lo que propició la intervención de la policía, informaron hoy medios locales.

El padre de uno de los rehenes relató que la tensión en el local aumentó cuando el asaltante, el autoproclamado clérigo de origen iraní, Man Haron Monis, comenzó a separar a los 17 rehenes en grupos.

Las ventanas del "Lindt Chocolate Cafe" que permaneció secuestrado durante horas en Sídney (australia) permanecen tapadas. EFE
Las ventanas del "Lindt Chocolate Cafe" que permaneció secuestrado durante horas en Sídney (australia) permanecen tapadas. EFE
Publicidad