EFE | Sao Paulo

La mandataria brasileña y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, y el líder opositor, Aécio Neves, cerraron hoy en sus respectivas cunas políticas una campaña impredecible de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del domingo, que partió y llegó a su fin sin un rumbo fijo.

El factor sorpresa se impuso hasta el último instante en la carrera electoral y, a menos de 24 horas de la apertura de las urnas, las encuestas no definían por unanimidad el nombre del vencedor de las elecciones presidenciales.

 
  • La presidenta de Brasil y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, fue registrada este sábado al saludar a un grupo de seguidores del Partido de los
  • Combo de dos fotografías donde se aparecen la mandataria y candidata a la Presidencia por el Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff (d), y e
  • thumb
 
La presidenta de Brasil y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, fue registrada este sábado al saludar a un grupo de seguidores del Partido de los
La presidenta de Brasil y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, fue registrada este sábado al saludar a un grupo de seguidores del Partido de los Trabajadores (PT), en la ciudad de Porto Alegre, sur de Brasil. EFE
Publicidad