El StratoBus, dirigible que puede permanecer en el aire en una posición fija durante cinco años, con una autonomía completa y a 20 kilómetros de altitud, se perfila como una de las opciones para reemplazar a los actuales satélites geoestacionarios, ya que puede cumplir muchas misiones, sin los altos costes de lanzamiento.

El StratoBus es un vehículo sorprendente a medio camino entre un avión no tripulado y un satélite. Foto cedida por Thales Alenia Space
El StratoBus es un vehículo sorprendente a medio camino entre un avión no tripulado y un satélite. Foto cedida por Thales Alenia Space
Publicidad