EFE | Washington

El 19 de abril de 1995, un camión cargado con explosivos estalló frente al edificio gubernamental Alfred P. Murrah de Oklahoma City (EEUU) y causó 168 muertos, el acto terrorista más mortífero hasta entonces en suelo estadounidense, pero también "el más olvidado" a día de hoy.

Poco más de seis años después, cuando el país se empezaba a recuperar del impacto sufrido, los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas y el Pentágono arrebataron con creces el trágico récord a Oklahoma, una masacre que a partir de entonces quedaría relegada en el imaginario popular estadounidense y global.

Vista general del Memorial Oklahoma City, en Oklahoma (EE.UU.), ubicado en el terreno que ocupaba el edificio Alfred P. Murrah y que recuerda a las 16
Vista general del Memorial Oklahoma City, en Oklahoma (EE.UU.), ubicado en el terreno que ocupaba el edificio Alfred P. Murrah y que recuerda a las 168 personas que murieron en el atentado perpetrado contra el citado edificio el 19 de abril de 1995. EFE/Archivo
Publicidad