EFE | Berlín

El Museo de Arte de Berna recibirá el controvertido legado del fallecido coleccionista de arte alemán Cornelius Gurlitt, aunque los centenares de cuadros que atesoraba sospechosos de haber sido expoliados por los nazis permanecerán en Alemania hasta que se aclare su origen.

El presidente del consejo de la fundación del museo, Christoph Schäublin, presentó hoy en una rueda de prensa en Berlín el acuerdo alcanzado entre su galería y los gobiernos de Alemania y del estado federado de Baviera, que, dijo, "pone de manifiesto el espíritu de responsabilidad compartida".

 
  • El presidente del consejo de la fundación del Museo de Arte de Berna, Christoph Schäublin (izq); la secretaria de Estado de Cultura alemana, Monika Gr
  • El presidente del consejo de la fundación del Museo de Arte de Berna, Christoph Schäublin (izq); la secretaria de Estado de Cultura alemana, Monika Gr
 
El presidente del consejo de la fundación del Museo de Arte de Berna, Christoph Schäublin (izq); la secretaria de Estado de Cultura alemana, Monika Gr
El presidente del consejo de la fundación del Museo de Arte de Berna, Christoph Schäublin (izq); la secretaria de Estado de Cultura alemana, Monika Grütters, y el ministro de Justicia bávaro, Winfried Bausback, posan para los fotógrafos con el acuerdo de aceptación del controvertido legado del fallecido coleccionista de arte alemán Cornelius Gurlitt tras su firma hoy en Berlín. EFE
Publicidad