EFE | Marrakech (Marruecos)

Matías Lamens, presidente del San Lorenzo, comenzó a calentar la final al dejar su opinión sobre el colegiado que debe designar FIFA para dirigir el duelo ante el Real Madrid, y al defenderse de los que tildan a su equipo de violento, afirmando que están preocupados por el portugués Pepe.

Lamens ya ha comenzado a jugar la parte psicológica de la final del Mundial de Clubes. En declaraciones a medios argentinos en zona mixta del Grand Stade de Marrakech, mostró su preocupación por el colegiado que será designado para medirse al Real Madrid, con la sospecha de que sea el portugués Pedro Proença.

Jugadores de San Lorenzo celebran al vencer al Auckland City FC ayer, durante una semifinal de la Copa Mundial de Clubes FIFA en Marrakech (Marruecos)
Jugadores de San Lorenzo celebran al vencer al Auckland City FC ayer, durante una semifinal de la Copa Mundial de Clubes FIFA en Marrakech (Marruecos). EFE
Publicidad