EFE | Sídney (Australia)

El Tribunal Superior de Australia allanó hoy el camino para que una emisora de radio sea sancionada por difundir la broma telefónica sobre el estado de salud de la duquesa Catalina, que terminó con el suicidio de una enfermera en 2012.

La máxima instancia judicial australiana señaló que la emisora "2DayFM" no obtuvo el permiso del hospital para divulgar la grabación en la que se daban detalles privados sobre el estado de salud de la duquesa, según la agencia local de noticias AAP.

La duquesa Catalina de Cambridge visita la escuela de primaria Barlby en Londres (Reino Unido),  el 15 de enero de 2015. EFE/Archivo
La duquesa Catalina de Cambridge visita la escuela de primaria Barlby en Londres (Reino Unido), el 15 de enero de 2015. EFE/Archivo
Publicidad