Un dirigible del tamaño de una furgoneta, capaz de extraer y condensar el vapor de las nubes para transformarla en agua y energía eléctrica, podría ser una solución para la hipotética crisis mundial del agua, que algunos expertos vaticinan para 2050.

Un dirigible del tamaño de una furgoneta, capaz de extraer y condensar el vapor de las nubes para transformarla en agua y energía eléctrica, podría se
Un dirigible del tamaño de una furgoneta, capaz de extraer y condensar el vapor de las nubes para transformarla en agua y energía eléctrica, podría ser una solución para la hipotética crisis mundial del agua, que algunos expertos vaticinan para 2050.
Publicidad