Una torre autosuficiente de 300 metros de altura que tiene su propio ecosistema, negocios, comercios, residencias y áreas recreativas e incluso grandes parques. Así es el proyecto futurista diseñado por arquitectos chinos para el centro de Londres.

Una torre autosuficiente de 300 metros de altura que tiene su propio ecosistema, negocios, comercios, residencias y áreas recreativas e incluso grande
Una torre autosuficiente de 300 metros de altura que tiene su propio ecosistema, negocios, comercios, residencias y áreas recreativas e incluso grandes parques. Así es el proyecto futurista diseñado por arquitectos chinos para el centro de Londres. EFE
Publicidad