EFE | Bagdad

Al menos 25 miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) murieron hoy en dos ataques del Ejército iraquí en la provincia occidental de Al Anbar, donde comenzó una ofensiva militar para expulsar a los radicales.

Fuentes de seguridad informaron a Efe de que doce de los extremistas perecieron en un bombardeo de la aviación iraquí contra almacenes -usados por los terroristas como sedes- en la zona de Al Hasiba, al este de Ramadi, capital de Al Anbar.

Integrantes de la milicia chiíta iraquí Kitab al-Abbas participan en un entrenamiento con las fuerzas armadas cerca Ramadi, al suroeste de Irak. EFE
Integrantes de la milicia chiíta iraquí Kitab al-Abbas participan en un entrenamiento con las fuerzas armadas cerca Ramadi, al suroeste de Irak. EFE
Publicidad