EFE | Pekín

Las autoridades chinas reconocieron hoy que no pueden erradicar completamente la corrupción, aunque insistieron en que seguirán combatiéndola y apartando a los funcionarios "podridos".

Con esas palabras, el responsable de Disciplina en el Comité Central del Partido Comunista, Wang Qishan, subrayó la voluntad del Gobierno y del partido de continuar luchando contra la corrupción durante la cuarta reunión de la Comisión de Disciplina (CCDI) de la formación que dirige China, según informó la agencia estatal Xinhua.

El presidente de China, Xi Jinping. EFE/Archivo
El presidente de China, Xi Jinping. EFE/Archivo
Publicidad