EFE | Buenos Aires

El Gobierno argentino y los sindicatos convocantes a la huelga de mañana cruzaron hoy acusaciones en la víspera de la medida de fuerza por exigencias salariales.

El jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, aseguró hoy a los medios que el paro tiene "una vocación política" y rechazó modificar el impuesto de Ganancias, que grava los sueldos superiores superiores a los 21.000 pesos brutos mensuales (2.386 dólares).

El jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, aseguró hoy a los medios que el paro tiene "una vocación política" y rechazó modificar el impuesto de
El jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, aseguró hoy a los medios que el paro tiene "una vocación política" y rechazó modificar el impuesto de Ganancias, que grava los sueldos superiores superiores a los 21.000 pesos brutos mensuales (2.386 dólares). EFE/Archivo
Publicidad