EFE | Bogotá

El Gobierno colombiano propinó el más duro golpe militar a las FARC desde que hace 30 meses comenzaron los diálogos de paz en La Habana con un bombardeo que dejó 26 rebeldes muertos, lo que llevó a esa guerrilla a suspender su cese el fuego unilateral e indefinido.

"Los resultados preliminares de este operativo son 26 bajas, un menor de edad recuperado, que se encontraba herido y recibió atención médica, además de importante armamento incautado, como 37 fusiles y una ametralladora M-60", dijo el jefe de Estado colombiano, Juan Manuel Santos, en una declaración.

Fotografía cedida por la presidencia de Colombia en la que se registró al primer mandatario de los colombianos, Juan Manuel Santos (c), reunido con su
Fotografía cedida por la presidencia de Colombia en la que se registró al primer mandatario de los colombianos, Juan Manuel Santos (c), reunido con su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón (d), y con integrantes de la cúpula militar, en la ciudad de Bogotá (Colombia). EFE
Publicidad